Algunos tips para conllevar mejor con esos clientes que puede ser un dolor de cabeza.

Tipos de clientes difíciles y cómo tratarlos
Tipos de clientes difíciles

1El cliente inseguro

Este tipo de cliente es bastante común, somos inseguros y son excesivamente controladores, justamente por la inseguridad y desconfianza. No está todo perdido, la solución es estrechar los lazos de confianza con el cliente, demostrar compromiso y tener más comunicación, siempre demostrando formalidad y eficacia.

2El cliente invasivo

Se trata de aquel cliente que nos respeta barreras, puede llamarte a deshoras, enviarte un correo a medianoche y esperan respuesta inmediata. Para solucionar este problema, se debe dejar los límites claros con el cliente, lo ideal es hacerlo al inicio de la relación.

3El cliente desinteresado

Puede llegar a ser frustrante tener un cliente desinteresado, te contrata y se olvida que lo hizo y deja que lo hagas todo. No se trata de que deje trabajar, sino que esa falta de respuesta puede acabar con la relación o llevarla insuficientemente. En estos casos hay que buscar la forma de crearle interés y abordar la situación.

4El cliente sabelotodo

Este tipo de cliente cree saber más de tu trabajo que tú, y constantemente te da instrucciones de cómo hacer tu trabajo. Sin duda es bastante molesto este tipo de cliente, pero en estos casos hay que rápidamente determinar límites y funciones, también es recomendable hacerlo desde el principio de la relación con el cliente.

5El cliente ausente

Que un cliente te deje hacer tu trabajo está bien, pero que nunca aparezca, llame o sea evasivo es otra cosa. En estos caso hay que averiguar todo sobre el cliente y cuál es la percepción que tiene él de tu trabajo, o del trabajo que estás realizando. Es importante estrechar lazos de comunicación.

6El cliente insaciable

Es ese tipo de cliente que nunca está satisfecho, que siempre quiere más o no está contento con tu trabajo así sea bueno; además de ser excesivamente controlador. En este caso es importante mantener una relación clara, lo mejor es hacer metas o expectativas de tu trabajo, así él estará prevenido de lo que va a suceder con tu trabajo y no pedirá más de lo que se le prometió. Es obvio que se debe ser muy eficiente con este tipo de cliente.

7El cliente tirano

Es ese cliente que usa malas maneras de comunicación contigo o tu equipo, haciendo honor a la etiqueta de “tirano”. Muchas veces es amable contigo, pero con los demás no. En este caso, cuidadosamente se le debe influir en el trato y las formas, para que así cambie su comportamiento, sutilmente hacerle entender que trabajas para él, pero no es tu dueño.

Artículo basado en la web Territorio pyme

Agregar comentario