Todo lo que debes dejar de hacer para ser productivo

No es secreto que los malos hábitos pueden ser travas imbatibles, lo que tarde o temprano no termina retrasando. Es igual con productividad, algunos hábitos ralentizan y minimizan tu rendimiento. A continuación te damos 8 hábitos que impiden desarrollar tu productividad.

1Navegar por Internet compulsivamente

Estudios revelaron que se necesita aproximadamente 15 minutos para hacer una buena búsqueda en internet, pasado este tiempo se entra en un estado euforia, que empiezas a revisar muchas cosas a la vez (Facebook, noticias, videos etc.) y se termina extendiendo el tiempo de “búsqueda”, y pueden pasar horas de tiempo perdido.

2Ser perfeccionista

Dicen que ser perfeccionista es bueno, pero que existe un límite que puede llevarnos a la improductividad en el camino de la busca de lo “perfecto”. Muchas veces no empezamos porque queremos perfección y a´si pasa el tiempo sin intentar mucho. Recuerda que se puede mejorar algo, pero para hacerlo se debe haber empezado.

3Responder los correos electrónicos a medida que van llegando

El correo electrónico puede ser inoportuno y no podemos perder tiempo en responderlos a medida que van llegando. Es más práctico, fácil y rápido responder todos juntos. Trata de hacer un listado de correos por prioridad y dedícale un tiempo al día exclusivo para esta tarea.

4Posponer la alarma

El cerebro se acostumbra a un ciclo de sueño, y sabe en qué momento despertar. Si posponemos la alarma, perdemos ese nivel de alerta, nos levantamos cansados o atontados. Recuerda que la mañana es la etapa del día más productiva.

5Hacer varias cosas a la vez

El que poco abarca poco aprieta, así reza el dicho popular. Una reciente investigación realizada por la Universidad de Stanford, descubrió que si hacemos más de una tarea a la vez, no logramos concentrarnos, que perdemos en el enfoque y no la realizamos correctamente, lo que es perder productividad.

6Posponer lo más difícil

La energía física y mental se acaba con el pasar del día, si dejamos lo difícil para el último, probablemente demoremos más, lo hagamos mal o simplemente no lo hagamos. Es mejor empezar por lo más difícil, en la mañana que se está más despejado y con más energía.

Artículo basado en “Bad Habits You Must Break to Be More Productive” del The Huffington Post

Puntaje: