Refinanciación de créditos
Foto cortesía de palmademallorca.es

Refinanciar un crédito consiste en anular un préstamo, pero adquirir otro que se paga a largo plazo. Sus principales ventajas son:

  • Tasa de interés menor
  • Plan de pagos más accesible
  • Reducción de intereses del pago mensual
  • Reducción de los pagos que se efectúan a treinta días

Diferentes clases de refinanciamiento de créditos

  • Deudas: se suele recurrir a esto en casos extremos. Lo más habitual es solicitar un préstamo de carácter personal para hacerle frente a las deudas adquiridas. Si no queda más remedio que acudir a este tipo de recurso, hay que tener una conducta financiera ordenada y prolija, ya que si no, se estará en una misma situación, una y otra vez y cada vez se tendrán más y más aprietos económicos
  • Inmobiliarios: se trata de unificar las deudas de inmuebles, reducir los intereses que mes a mes se pagan ya sea por alquiler o por hipotecas

Al refinanciar, se ahorra una buena cantidad de dinero al mes ya que el pago de intereses se reduce considerablemente. Tras el verano, se suelen solicitar más ayudas a las entidades bancarias y otras empresas privadas. Cubrir los gastos generados durante este período hace que se dificulte mucho más llegar a finales de mes.

Cuál es el gran peligro de la reunificación

Muchos de los clientes que se deciden por la reunificación de créditos, recaen y vuelven a endeudarse. Se les dificulta pagar debido a una falta de organización presupuestaria.

Cuándo es mejor evitar su contratación

  • Para cubrir caprichos
  • Para irse de vacaciones

Antes de solicitar una reunificación se pueden agotar otras instancias. Los expertos en la materia aseguran que se puede optar por solicitar un adelanto de sueldo o intentar pedir un préstamo personal.

Qué se debe tener en cuenta

  • Aunque refinanciar no es una solución milagrosa, en muchos casos sirve para obtener un poco de respiro y aliviar el gasto mensual. Se debe tener especial cuidado con las comisiones de la entidad bancaria y los impuestos
  • Hay que analizar muy concienzudamente si aquellos beneficios que promete la refinanciación son más prometedores que lo tiene contratado con su hipoteca/crédito actual

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de España, en 2007, cuando se desató la crisis, 8.300 hipotecas se direccionaban a financiar proyectos empresariales u otro tipo de negocios. Durante el segundo trimestre de este año, las cifras se modificaron. El 50 por ciento de las hipotecas estuvieron dirigidas al refinanciamiento.

En que se fijan las entidades bancarias a la hora de otorgar una refinanciación

  • Tener un correcto historial crediticio
  • Mantener los ingresos con estabilidad
  • No tener créditos pendientes en el momento de solicitar una ayuda bancaria

La educación del consumidor es fundamental. Tener constancia y mantener un orden en cuanto a los gastos estipulados mensualmente son factores claves para no recaer y endeudarse cada vez más. No es conveniente tomar ninguna decisión con prisa ya que la refinanciación de una deuda, sea ésta cual sea, se debe tomar con mucho cuidado y de la manera más racional posible.

Puntaje: