Situación económica de USA

El elevado nivel de deuda en Estados Unidos restringe el gasto de los consumidores, y ello se debe también a que el estímulo del Gobierno se ha ido desvaneciendo con el devenir del tiempo y con ello las opciones para que la economía estadounidense logre crecer como se tenía pensado.

Según la NABE (Asociación Nacional de Economías de Negocios), el crecimiento económico para Estados Unidos será de apenas un 2,6% para el período 2010-2011, luego de que las previsiones fueran de un 3,2% en mayo del presente año. Richard Wobbekind, presidente de NABE, aseguró que la expansión de la economía sigue siendo la misma que en mayo, pero los problemas de debilidad que acusa la economía hacen que las expectativas de crecimiento disminuyan drásticamente.

Las bases del presupuesto de crecimiento entregado por NABE provienen de un sondeo que se realizó entre el 2 y el 21 de septiembre, mismo día en que la Reserva Federal anunció nuevas medidas económicas (estímulos) para apoyar la economía. El siguiente paso para el mes de noviembre debe ser aumentar el efectivo en la economía a través de una nueva inyección de dinero.

Lamentablemente el viernes 8 de octubre las cifras publicadas por el Gobierno de Estados Unidos respecto del sector agrícola mostró una importante caída, razón por la cual se esperan estímulos para aliviar los problemas.

Uno de los aspectos que más preocupó a los economistas de NABE del análisis que hicieron a la economía de Estados Unidos fue el déficit federal, el que se espera llegue a 1,2 billones de dólares para el 2011. La segunda de las preocupaciones es el empleo, donde las cifras de recuperación son excesivamente bajas y parece ser la peor crisis a la que se ha enfrentado el país. La tasa actual de desempleo del 9,6% apenas mejorará a un 9,2% en el 2011, algo que no alivia a las familias y tampoco incentiva a una mejora en el panorama financiero.

El sector inmobiliario se recupera lentamente

Los 46 miembros de NABE creen que el sector inmobiliario se recuperará, pero muy lentamente. De esta forma la expectación está en ver qué ocurrirá cuando terminen los incentivos fiscales. ¿Mejorarán las cosas realmente? La inflación seguirá, pero las casas recuperaran su valor en un 1,2%.

Para quienes se preocupen del gasto de los consumidores, se prevé bajo para el próximo año, pues la recuperación de los niveles del empleo será lenta, los precios de las acciones y los inmuebles subirán de valor demasiado lentamente y por ello se contendrá el gasto aún por un tiempo más.

En lo que respecta al déficit comercial, se vislumbra un leve aumento que no tendrá implicancias en el crecimiento. De acuerdo a las previsiones, existe un 33% de probabilidades de que China atraviese por una burbuja en el valor de sus activos, por lo que habrá que tener cuidado con los socios comerciales. En lo relativo a las empresas, el crecimiento del sector será lo mejor que pasará en el 2011, ya que el gasto en equipamiento y programas de uso empresarial aumentará en dos dígitos, así como también lo harán las ganancias de estas empresas que subiría en un 25% aproximadamente.

Puntaje: