Uribe acusa a Venezuela de promover un embargo contra Colombia
en.wikipedia.org

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, reabrió de nuevo la polémica con Venezuela nada más llegar de vuelta a Colombia y declarar ante los medios su frustración por no haber podido hablar en persona con Hugo Chávez y comunicarle el enfado colombiano por el emargo que su vecino podría estar realizando.

Uribe declaró que su intención era reunirse en privado con el jefe de Estado venezolano en el transcurso de la Cumbre Iberoamericana celebrada en Estoril (Portugal), pero ante la falta de asistencia de Chávez no pudo hablar del tema. Su intención era tratar un posible embargo comercial que Venezuela estaría aplicando de manera silenciosa para perjudicar a Colombia en Latinoamérica.

El presidente colombiano sembró más polémica cuando añadió -preguntado por los medios sobre los asesinatos de ciudadanos de su país en Venezuela- que nadie puede salir a justificar crímenes. Lanzó ante los medios colombianos un mensaje similar al que ya expresó recientemente el ex presidente mexicano Vicente Fox, cuando aseguró que en Colombia hay un régimen de libertad y de respeto. Muchos venezolanos han interpretado estas declaraciones como una insinuación de que en su país no hay una democracia y Chávez lidera un gobierno dictatorial.

Uribe añadió refiriéndose a Venezuela que en su país el gobierno no está impulsando la estatalización de la economía, la nacionalización de empresas y el impedimento de desarrollar la iniciativa privada. Para el presidente colombiano, el gobierno de Hugo Chávez se rige en torno a los caprichos de las altas esferas del PSUV, que ni siquiera tienen un programa establecido y van improvisando, dijo, para hacer gobierno.

Preguntado sobre las posibles reacciones a sus declaraciones en Venezuela, Uribe añadió que Colombia siempre ha guardado las formas con el país vecino, y que jamás se ha rebajado a insultar a ningún miembro del gobierno.

Visiblemente afectado tras emitir las declaraciones, Uribe añadió que no había querido hablar sobre el supuesto embargo en la Cumbre Iberoamericana por una cuestión de respeto y educación, ya que el jefe de Estado venezolano no había asistido a la reunión.

Para el gobierno colombiano, este embargo supone una contradicción flagrante respecto de la actitud que Venezuela siempre ha mantenido condenando las estrategias que perjudican el comercio y desarrollo en los países, por ejemplo criticando el bloque al que Estados Unidos lleva sometiendo a Cuba durante décadas.

Algunos miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela ya han expresado ante los medios de comunicación nacionales su asombro ante las declaraciones de Uribe. Uno de ellos llegó a bromear ante la prensa declarando que Uribe podría estar sufriendo de estress y necesitaría unas vacaciones urgentes.

Otros miembros del PSUV sin embargo no se han tomado con humor las declaraciones de Uribe, cuando llegó a decir incluso que el gobierno venezolano está levantando un nuevo "Muro de Berlín" contra Colombia. Según los datos del gobierno colombiano, numerosos países de la región latinoamericana se habrían pasado a Venezuela para adquirir allí los mismos productos que hasta el momento estaban importando desde Colombia, lo que empezaría a afectar la economía nacional apenas en la segunda mitad del próximo año 2010.

Para la oposición venezolana y colombiana lo peor de estas últimas declaraciones de Álvaro Uribe no es el contenido, sino la respuesta que recibirán por parte del gobierno venezolano encabezado por Chávez. Muchos auguran que ahora sí el país vecino comenzará a aplicar un embargo abierto contra Colombia, mientras que los más optimistas consideran que todo volverá a quedarse una vez más en un mero cruce de acusaciones.

Puntaje: