La cadena de renta de videos Blockbuster ingreso documentos el jueves 23 de Septiembre en la corte de bancarrota del distrito de Manhattan en Nueva York (caso re: 10-14997), con el fin de acogerse al Capítulo 11 de la ley de bancarrota.

A través de la bancarrota la empresa busca reducir su pesada deuda ascendiente a más mil cuatrocientos millones de dólares, según reportó el New York Times, así como reevaluar el esquema de negocio que les permita competir mas eficientemente con sus competidores Redbox, operadora de una cadena de kioskos de renta de videos, Netflix, empresa enfocada en la entrega de videos por correo y online streaming, y Apple, quienes alquilan películas a través de su servicio iTunes.

Blockbuster fue fundado en 1985, actualmente emplea alrededor de 25,000 personas, y cuenta con un activo estimado en 1,020 millones de dólares de acuerdo con los documentos presentados en la corte de Manhattan. Dentro de los servicios brindados se encuentra el alquiler de 125 mil títulos de videos en formato VHS, DVD y Bluray a través de sus 3,000 localidades, así como el envió por correo, y más recientemente a través de la venta expresa en kioskos.

La recapitalización permitirá a la compañía acceder a capital fresco y obtener liquidez a la par de lidiar con el insostenible apalancamiento financiero, sostuvo Jeffery Stegenga, chief restructuring officer de Blockbuster, en los recientes documentos ingresados a la corte.

En el mes de febrero del presente año, la cadena de alquiler de videos, Movie Gallery Inc., también se acogió a la bancarrota, creando expectativas sobre la sostenibilidad de Blockbuster. Por otro lado, Blockbuster ha venido cerrando varias tiendas a lo largo y ancho del país, como producto de la creciente competencia y problemas financieros en que se encuentra la empresa.

Con la bancarrota en marcha, se espera que Blockbuster logre reinventarse a través de una oferta mayor de videos digitales que incluyen dispositivos móviles, conjuntamente con el cierre de cientos de sus tiendas.

Puntaje: