Después de aproximadamente ocho meses de persistentes alzas en el índice de precios al consumidor, la inflación en España parecería haberse contraído debido a la reducción de los precios de viajes y carburantes.

De acuerdo con lo indicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de España, el mes de mayo cerrará con una tasa interanual de 3,5 por ciento, representando una reducción de tres décimas en comparación al mes de abril.

Algunos economistas estiman que el Indice de Precios al Consumo (IPC) continuará disminuyendo hasta llegar al dos por ciento al termino de 2011.

Los datos oficiales definitivos del IPC correspondiente al mes de mayo serán publicados el 14 de junio.

Agregar comentario