La quiebra

Durante la época del crédito accesible y rápido muchos de los consumidores responsables con sus obligaciones y armónicos con sus derechos, jamás imaginaron lo que estaba a punto de suceder.

Hoy, 30 meses después de la explosión de la burbuja inmobiliaria, muchos de nosotros sabemos que una quiebra es algo que puede pasarle a cualquiera.

Una quiebra es un término que hace mención a la destrucción de las variables que permiten el funcionamiento de un proyecto empresarial. Evidentemente, este término se puede extrapolar a los emprendedores que, hacen de su actividad su proyecto económico personal y familiar.

Una quiebra es, adicionalmente, un nuevo punto de partida en el que el nuevo camino comienza con la restauración de, principalmente, los efectos colaterales que se han producido por la quiebra.

El historial de crédito, uno de los primeros efectos colaterales de una quiebra

Si bien es cierto que la quiebra arrasa como un Tsunami sobre nuestra economía, una de las situaciones más destructivas es la destrucción del historial de crédito. La quiebra elimina de forma absoluta e inmediata las posibilidades de volver a lograr financiación, sea del tipo que sea, desde una tarjeta de crédito, hasta un préstamo al consumo. No obstante debe saber que se puede volver a construir un buen historial de crédito tras la quiebra.

Tarjetas con tasas altas buenas aliadas

No cabe ninguna duda que si solicita una tarjeta de crédito con tasas altas y se comporta de forma responsable, el historial de crédito irá registrando su comportamiento como clientes ante una deuda e irá mejorando progresivamente.

Alejarse de la financiación

Otra de las actuaciones que mejor funcionan par reactivar un historial de crédito tras una quiebra es alejarse completamente de la financiación por un plazo de tiempo prudencial como para terminar de sanear su damnificada economía.

Debe saber que la vida sin crédito es posible y que se trata únicamente de un cambio de hábitos de consumo. No podrá disfrutar de las situaciones de lujo y comodidad que aportan, no podrá alquilar un automóvil o comprar por Internet, pero podrá lograr un equilibrio entre sus ingresos y gastos basándose en una economía… Low Cost y, a débito.

Conclusiones

Tanto si opta por volver a construir su historial de crédito a través de nuevos préstamos de dinero, como si optar por alejarse de los créditos y sanear su economía definitivamente, cualquier persona que se ha enfrentado alguna vez en su vida a una quiebra, en el más amplio sentido del término, debe aprender la lección que ésta deja y, ser capaz de modificar sus hábitos financiaros de forma estructural si no quiere que la tentación de acceder a un préstamo, le lleve a cometer una y otra vez los mismos errores.

Puntaje: