Foto de Vilma Garcia

Impuestos: definición, tipos y aplicaciones

En casi todas las legislaciones, los tributos o impuestos son de estricto cumplimiento, pero cambian en muchos otros aspectos
Impuestos: definición, tipos y aplicaciones

Los impuestos son uno de los principales instrumentos de promoción del desarrollo económico de un país. Consisten en pagos o tributos de carácter pecuniarios a favor de un acreedor tributario, que en la mayoría de las legislaciones es el Estado. Con estos tributos se financian parte de los gastos sociales, y no conllevan contraprestación directa o determinada con el sujeto emisor.

Finalidades de estos tributos

Los impuestos según los fines para los que se usen, pueden ser de tres tipos:

  1. Fines fiscales: Se realizan recaudaciones para costear los diversos servicios públicos
  2. Fines extra-fiscales: satisfacen un interés público específico, de manera directa. Un buen ejemplo es el impuesto al consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas
  3. Fines mixtos: combinan el financiamiento de servicios públicos con intereses públicos

Elementos que conforman los impuestos

Estos pagos reúnen varios elementos interrelacionados:

Sujeto: puede ser activo, que es aquel que exige el pago de tributos (gobierno nacional, estatal, federal, municipal. O puede ser pasivo, o sea, toda persona física o jurídica que tiene la obligación de pagar tributos según los estipulan las leyes

Objeto: es la actividad o cosa que genera impuestos, aquella que la Ley señala como motivo de gravamen

Fuentes: son montos o bienes de una persona natural o jurídica, de donde proceden los montos para pagar el impuesto, por lo general son el capital y el trabajo

Base: es el monto gravable sobre el cual se estipula la cuantía del impuesto

Unidad: es la cuota específica que se emplea para fijar el monto del impuesto

Cuota: es la cantidad de dinero percibido por unidad tributaria

Existen dos grandes grupos de impuestos

Impuestos directos

Son aquellos que se aplican a la manifestación directa e inmediata de la capacidad económica del contribuyente: la obtención de un patrimonio que genere una renta. Estos impuestos gravan la riqueza en sí misma. Por ejemplo, impuestos sobre sucesiones.

También pueden abordarse como los que recaen directamente sobre las personas o empresas. Así tenemos que los impuestos sobre la renta, al enriquecimiento, o por concepto de trámites personales también son impuestos directos.

Impuestos indirectos

Son los que se generan por una manifestación indirecta de la capacidad económica: circulación de riqueza por actos de consumo o por transmisión. En estos casos se grava la utilización de la riqueza. Un ejemplo sería el IVA. Estos tributos se imponen a bienes y servicios.

Tipos de impuestos

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los impuestos se clasifican de la siguiente manera:

  • Impuestos sobre la renta (ISR): pagados por individuos y empresas
  • Contribuciones a la seguridad social: pagados por trabajadores, empresarios y ejercicios autónomos
  • Sobre la propiedad inmobiliaria
  • Sobre las riquezas netas
  • Sobre las herencias, sucesiones y donaciones
  • Sobre transacciones financieras y de capital
  • Impuestos no periódicos
  • Sobre bienes y servicios
  • Pagos exclusivos por transacciones de negocios

Hay además impuestos que establecen las diferentes legislaciones de los países según sus necesidades particulares:

  • Impuesto al valor agregado, IVA, cuyo monto cambia de un país a otro
  • Impuestos de circulación de vehículos, en algunos países depende de la cilindrada
  • Impuestos sobre hidrocarburos
  • Impuestos al alcohol
  • Impuestos al tabaco
  • Sobre diversas actividades económicas
  • Impuestos a la ganancia presunta
  • Impuestos a los depósitos en efectivo
  • Otros

Tributo de personas naturales y jurídicas

Las personas naturales pagan impuestos relacionados con el patrimonio, la seguridad social, consumo de bienes y servicios, transacciones financieras, y todas aquellas que contemplen de manera particular las leyes vigentes.

Las personas jurídicas deben cumplir con una serie de tributaciones según los capitales y actividades que realicen: impuestos patrimoniales, impuestos por transacciones financieras, impuestos operativos (aranceles de importación y exportación), patentes, permisos de funcionamiento, ventas, seguridad social, consumo de bienes y servicios, y una serie de rubros según las legislaciones vigentes.

En la mayoría de los países, los impuestos se pagan en varios ámbitos: nacionales o federales, estatales y municipales, y tienen carácter progresivo, de manera que mientras más dinero se genera, más impuestos se pagan.

Nota: Estas son las definiciones y características generales más comunes, relacionadas con la materia tributaria, pero al ser ésta producto de distintas legislaciones, algunos aspectos cambian de país a país.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (11 votos)
2 comentarios

Anónimo

Foto de Anónimo

que boleta de archivo

ESTRELLA

Foto de ESTRELLA

ESTA MUY BUENA ESA INFORMACION ME AYUDO A MI TAREA

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.