El empleo en los EE.UU. registró ganancias sólidas en marzo y la tasa de desempleo cayó a un mínimo del 8,8 por ciento, cifra que no era percibida desde hace dos años. Esto habla del interesante cambio que está experimentando el mercado de trabajo, lo que debería ayudar a mejorar la situación económica del país.

Las nóminas llegaron a 216.000 el mes pasado, según declaró el Departamento de Trabajo. Se trató del mayor aumento desde mayo, seguramente debido a los 194.000 nuevos puestos que se crearon en febrero.

Otro informe del Instituto de Gerencia y Abastecimiento mostró que la actividad fabril también creció fuertemente en marzo.

"Definitivamente, es otro buen paso en el camino que muestra que hay una mejora a un ritmo gradual", dijo Sean Incremona, economista de 4CAST Ltd., Nueva York.

La tasa de desempleo en EE.UU. ha caído el 1 por ciento desde noviembre, aunque algunos funcionarios de la Fed han argumentado que la economía aún necesita apoyo monetario de la inflación como un riesgo lejano.

"Un rebote más fuerte en la economía o la inflación de lo que algunos esperan, podría requerir acciones de política que deben tomarse antes y más agresivamente de lo que muchos observadores parecen estar anticipando", dijo Charles Plosser, presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia.

Durante el mes de marzo, el sector privado agregó 230.000 puestos de trabajo.

Richard DeKaser, economista de Parthenon Group de Boston, dijo: "Los aumentos del empleo han sido modestos en los últimos meses, así que en ese sentido creo que las empresas que inicialmente fueron muy cautelosas de tomar a empleados permanentes a tiempo completo, ahora se sienten más seguras".

Fuente: Reuters

Agregar comentario