Formacion financiera
Hijos y tarjetas de crédito
Flickr.com

Enseñarles a utilizar su tarjeta de crédito así como la nomenclatura específica inherente a las tarjetas, es fundamental para que a través de los medios de pago, vayan adquiriendo la formación financiera necesaria para saber cuidar de su economía personal y familiar en el futuro.

Los conceptos prácticos, un punto de partida

Para comenzar, es fundamental que nuestros hijos sepan reconocer los conceptos que rodean a la operativa de las tarjetas de crédito. Siempre vinculadas a su cuenta bancaria, lo primero que su hijo debe tener muy presente, es que las tarjetas de crédito son dinero.

Con este concepto muy presente, es importante determinar si su hijo está preparado para utilizar una tarjeta de crédito, si tiene la suficiente formación financiera y, si es capaz de ser responsable con el dinero.

Es fundamental como punto de partida, hablar con su hijo sobre las ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito. Preste atención a los conceptos de más trascendencia y los que eventualmente, si no se realiza un uso correcto, pudieran afectar a su historial de crédito complicando en el futuro, el acceso a una vivienda.

  • Pagos aplazados, explíquele las altas tasas de interés que comporta el aplazamiento de pago
  • Informe a su hijo que el pago al contado es la mejor opción para no acumular deudas con altos intereses
  • Háblele sobre la importancia de pagar a tiempo
  • Explíquele cómo se analiza un estado de cuenta
  • Y, por último, es muy importante que su hijo sepa cómo se va formando su historial de crédito y cuál es su incidencia en su vida financiera futura

Tarjeta de crédito más adecuada para nuestro hijo

Existen distintas alternativas para facilitar el acceso de sus hijos a las tarjetas de crédito.

  • Puede permitir el uso de la suya propia a través de la emisión de una autorización firmada por usted
  • Elija una tarjeta de crédito prepagada
  • Solicite una tarjeta beneficiaria de la suya, una extensión, con un límite de crédito asignado más reducido

Evalúe las dos últimas opciones como la más acertada, debe tener presente que si su hijo comete algún error o se excede en los gastos, le será mucho más complejo solucionarlo y evitar que sus propias compras se vean afectadas.

Establezca límites

Para que su hijo pueda utilizar su tarjeta de crédito sin incurrir en gastos excesivos u operativa mal realizada que afecte al historial de crédito, debe establecer límites y enseñar a su hijo el funcionamiento de las tarjetas

  • Utilice el estado de cuenta mensual como una guía formativa
  • Explíquele el funcionamiento de los pagos mínimos y cómo se aplican los intereses
  • Controle su uso, realice un control periódico de las operaciones realizadas con la tarjeta de crédito de su hijo, esta es la única forma de evitar que se exceda en sus gastos
  • Aproveche los errores de su hijo como parte de la formación. Si su hijo se retrasa en un pago, el interés que deberá abonar será más que suficiente para que no vuelva a olvidarlo
  • Establezca las consecuencias que derivarán de un uso incorrecto o excesivo de a tarjeta de crédito. Recuerde que, como en todo proceso formativo, el establecimiento de límites basados en la conjunción acción – consecuencia, son los más eficaces

Conclusiones, hijos y tarjetas de crédito

  • Debe tener presente que cometerá algún error de “principiante” aprovéchelo como parte de su formación
  • Las tarjetas precargadas o con límite reducido, son buenas alternativas para empezar
  • Como punto final, debe plantear el uso y tenencia de una tarjeta de crédito, como una parte de su proceso formativo

En un momento como el actual, la formación financiera para las futuras generaciones, se transforma en un asunto de vital importancia. El fomento del ahorro, el control de sus gastos y la protección del historial de crédito, deberán acompañarle durante toda su vida si quiere evitar que incurra en una situación que resulte compleja de solucionar.

Puntaje: