Sistema Leckheed Thaad
Sistema Leckheed Thaad

La opinión de diversos analistas ubicados en el Golfo Pérsico habla de un conflicto inminente entre Irán y Estados Unidos, razón por la cual se ha comenzado a vender armas a los países que se ubican en este sector para así no estar “desprevenidos” al inicio de cualquier tipo de conflicto armado.

En este momento hay dos facciones en los países árabes del Golfo, una que habla de las injustas injerencias de Irán en Siria, Yemen, Irak y Sudán. La otra facción habla sobre las formas de bajar la tensión entre Chiítas y Sunitas, quienes buscan un conflicto armado. A criterio de Riad Kahwaji (especialista en temas militares de Dubái), todos los países del Golfo saben que en una guerra no hay ganadores, sin embargo, todos saben que hasta cierto punto es inevitable y es mejor estar preparados.

La razón principal de este posible conflicto armado se encuentra en la posibilidad de que se cierre el estrecho de Ormuz por parte de iraníes, quienes ya amenazaron con hacerlo, lo que provocó inmediata tensión entre Washington y Teherán pues en este estrecho pasa el 35% del crudo transportado en el mundo.

La pregunta más importante es ¿En qué caso habrá guerra? Conforme lo señalado por el Instituto de Análisis Militar de Oriente Próximo y el Golfo (INEGMA), habrá conflicto si Estados Unidos ataca e Irán dirige ofensiva contra sus territorios. El problema aquí está en que los norteamericanos tienen presencia en la mayoría de los países árabes del Golfo, por lo que en Teherán ya tienen varios objetivos clasificados en caso de ataque.

Ante estos acontecimientos el primer ministro de Catar, Hamad ben Jasem al Jalifa, se mostró sumamente preocupado al estar en medio el tema nuclear iraní. El jeque está convencido de que hay otras formas de solucionar cualquier tipo de conflicto existente entre las partes. Sin perjuicio de lo anterior, se sabe que los problemas comenzaron y no se terminarán sino hasta un consenso o una guerra.

Antecedentes de compra militar se tienen desde diciembre del 2011, donde Washington anunció un contrato con Emiratos Árabes Unidos por $1,960 millones, donde se incluyen sistemas “Thaad” de Lockheed (radares interceptores, lanzaderas y otros). Por otra parte Arabia Saudí tendrá a su disposición 84 cazabombarderos F-15 y modernizará 70 aviones de combate por $29,400 millones.

La tendencia actual es a que vendrá una guerra de una u otra forma, ello porque las dos escuelas de pensamiento reinantes en el Golfo hablan de “rechazar conflicto armado a menos que se imponga a los países de la región” y de “detener la injerencia de Irán en Siria, Irak y Yemen sin conflicto armado, aunque no descartándolo”.

Puntaje: