Las fuerzas de Muammar Gaddafi irrumpieron en Misrata con tanques y artillería el viernes, mientras que un rebelde propuso una tregua, a cambio de que Gaddafi abandone Libia.

Un rebelde declaró que las fuerzas de Gaddafi habían traído toda su potencia: "Ellos usaron tanques, granadas propulsadas por cohetes, proyectiles de mortero y otros proyectiles para golpear la ciudad hoy. Se fue un bombardeo al azar y muy intenso".

Y agregó: "Los soldados pro-Gaddafi, quienes se encuentran en Trípoli, están saqueando el lugar, las tiendas, incluso las casas y destruyendo todo. "Su blanco son todos, incluidos los hogares de los civiles. No sé qué decir, que Dios nos ayude".

No fue posible saber en que estado quedó Misrata luego del bombardeo, dado que as autoridades no permiten a los periodistas informar libremente y algunos de los rebeldes, solo se están comunicando vía telefónica con los medios.

Una gran cantidad de civiles y niños han muerto hasta el momento a causa de la guerra que se ha desatado en Libia luego de que Gaddafi se negara a dejar el poder a pedido de su pueblo.

La represión de Gaddafi de las protestas populares causó alarma en el mundo árabe y en Occidente, lo que provocó una resolución de la ONU que permite la acción militar para proteger a los civiles y hacer cumplir una zona de exclusión aérea.

Si bien los esfuerzos occidentales no han puesto fin a la lucha o el rápido colapso de la administración de Gaddafi, hay leves signos de que la situación podría cambiar: el Ministro de Relaciones Exteriores, Moussa Koussa, desertó en Londres esta semana; y una persona designada por Gaddafi se negó a tomar posesión de su cargo como embajador ante la ONU, dado que condena el "derramamiento de sangre" en Libia.

Puntaje: