Atentados 11 Septiembre Estados Unidos
Atentados 11 Septiembre 2001 Estados Unidos

Muchas son las cosas que han pasado desde que ocurrió el fatídico atentado el 11 de Septiembre del 2001 donde aviones comerciales fueron secuestrados y utilizados como verdaderos proyectiles por miembros de la red Yihadista Al-Qaida, asegura la historia oficial del Gobierno. Luego de destruir por completo el World Trade Center y las Torres Gemelas, y pasado varios años de aquel día, hay quienes actualmente pretenden destruir un Corán (quemarlo) para dar muestra de su odio a los musulmanes, como si así se arreglaran las diferencias.

Uno de los miembros del consejo de relaciones islámico-musulmanas en Estados Unidos, Ibrahim Hooper, aseguró que la retórica anti-musulmana ya ha ido demasiado lejos, tanto así que de palabras se llegó a actos de violencia contra mezquitas y personas de esta religión ¿Cuál es la idea? Aunque no se necesita ser un genio para ver que la violencia no conduce a nada, es la primera de las opciones que se toma cuando se enfrenta el ser humano a la adversidad, pero ¿Por qué? Simplemente por miedo.

Los años han pasado, las conmemoraciones se han realizado, pero el odio sólo crece y crece como si fuera una bomba de tiempo contra una religión que engloba a millones de personas, unas que no tienen por qué compartir el ideal de estos secuestradores ¿Se puede enjuiciar a toda una nación por la locura de algunos fanáticos? Ciertamente no, de lo contrario, se debería reflexionar sobre la matanza en la escuela Columbine llevada a cabo por dos jóvenes estadounidenses – Erick Harris y Dylan Klebold. ¿Podría esto significar que todos los jóvenes de Estados Unidos están locos o sólo que lo están aquellos que nacen en el lugar de origen de los dos victimarios? Evidentemente sería una locura pensarlo siquiera.

Los costos del miedo en la actualidad

El proyecto de instalar una mezquita cerca de la llamada “zona cero” encendió la herida y comenzaron las murmuraciones, actos y retórica tendiente a agitar los ánimos contra los “terroristas”, aquellos que vienen desde el oriente a destruir el balance existente en la tierra de la libertad y las oportunidades, la misma que da pie para la creación de una legislatura abiertamente discriminatoria contra los latinos en Arizona, por ejemplo, pero ¿Es posible con ello decir todos los estadounidenses son discriminadores? Confiamos en que no es posible.

La explicación más lógica a esta serie de eventos es un concepto muy nombrado, pero lamentablemente poco entendido, el miedo. ¿Qué es lo que motiva a un grupo evangélico a quemar un Corán frente a una mezquita más que el miedo? Mark Potok, asesor jurídico del Southern Poverty Law Center, ha dicho que el movimiento anti-musulmán comenzó el día en que se hizo explotar una bomba en un centro islámico en Florida, momento en el que se dio inicio a todo tipo de conductas contra estas personas.

El miedo causa estragos en los seres humanos, dando muestras de sus efectos de formas muy variadas, en los niños puede verse al temer a la oscuridad, donde la acción está en acudir a los padres y llorar… pero ¿Cómo reaccionan los adultos al miedo? Si es miedo es considerado como una emoción intensa (temor) y desagradable que afecta el sentido del peligro –sea este real o supuesto – las acciones que pueden emprenderse para “eliminarlo” fácilmente llegan a quemar un Corán o hacer estallar una bomba en una mezquita, por ejemplo.

Toda esta situación es increíblemente sorprendente para quienes no están en Estados Unidos, pues dentro del país norteamericano hay muchos que no saben siquiera el presidente Obama es estadounidense, creyendo falsamente es musulmán ¿Problema de información o discriminación nuevamente? Las estadísticas muestran que el 24% de los nacionales cree que Barack Obama es musulmán, ello por imágenes exhibidas de cuando era niño.

El reverendo Welton Gaddy, presidente de la Alianza Interreligiosa, dijo que los motivos para tanta odiosidad no tienen razones lógicas, y se da cuenta hay algunos que se encargan de avivar las llamas para tapar algo más. Un dato histórico importante, la Iglesia Católica cometió uno de los crímenes más salvajes bajo el nombre de Santa Inquisición, nunca se le juzgo y sigue siendo una religión muy bien mirada en términos generales, ¿Por qué no ocurre eso con los musulmanes?

Un argumento interesante sobre el tema de la “odiosidad” hacia musulmanes lo aporta el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, quien asegura se calmará la situación luego de que haya pasado el tiempo de elecciones legislativas en el mes de Noviembre, pues hay quienes se aprovechan de esto para ejercer presión por temas políticos.

Puntaje: