Retiro de tropas de Iraq

En agosto pasado, el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama confirmó la decisión
de retirar las tropas militares de suelo iraquí. De este modo, la promesa que había efectuado cuando comenzó su campaña hacia la obtención de la presidencia del país se hizo concreta y efectiva.

Características principales de la decisión

  • Retiro de la mayoría de los militares el 31 de agosto de 2010
  • En enero del pasado año eran 150.000 los soldados que había en Iraq. La cifra el 1 de enero se redujo a 50.000. El 19 de agosto se retiró de la zona de combate el último batallón estadounidense
  • Algunos militares continuarán en la región, pero dedicados exclusivamente a tareas de formación hasta finales del año siguiente. En 2011, Norteamérica abandonará en un ciento por ciento el país
  • Más allá de la violencia generada en julio de 2010, cuando la ola de agresión terminó
    con la vida de más de 500 personas (más de la mitad de los caídos fueron civiles), la
    decisión no ha dado marcha atrás

Ventajas de la retirada

  • Intentar a partir de ahora un compromiso duradero entre Estados Unidos e Iraq sin violencia de por medio
  • Dar comienzo a un proceso de formación de un nuevo Gobierno
  • Acabar con la inestabilidad política
  • Darle impulso a un necesitado consenso nacional
  • Las fuerzas de seguridad de Iraq deben tomar la responsabilidad y control del país de modo eficiente
  • Con esta medida, Estados Unidos pretende mejorar las relaciones internacionales y
    sobre todo aquellas establecidas con los países de medio oriente

Desventajas del abandono

  • El pueblo iraquí ve con miedo esta medida ya que los brotes de violencia pueden resurgir
  • La población tiene poca confianza en el futuro y el rumbo que tomará la nación a partir de ahora
  • La mayoría de los ciudadanos no está conforme con el retiro de tropas ya que la muerte de civiles podría aumentar si los grupos terroristas deciden alzarse y tomar represalias

El Departamento de Estado norteamericano a la vez que ha retirado sus tropas, ha tenido que aumentar la seguridad en Iraq para evitar el vandalismo. Agentes privados se desplazarán hacia la zona para salvaguardar la estabilidad social. Este programa de protección le costará a Estados Unidos unos 3.000 millones de dólares anuales.

Información interesante a tener en cuenta

  • En octubre de 2011 Estados Unidos entrenará a la policía iraquí
  • Dos consulados norteamericanos estarán disponibles. Uno estará situado al sur y el otro al norte del país

La historia entre Iraq y el mundo se ha visto plagada de desavenencias y violencia extrema. Los errores se han pagado a un elevado precio y aún originan lamentables consecuencias sobre todo en la población civil.

Muchos analistas sugieren que una salida lenta de los militares estadounidenses hubiera
sido más beneficiosa para las relaciones internacionales y para los países vecinos del Medio Oriente, que una marcha rápida en la que se pueda desatar una reintervención de la zona que luego sea costosa y digna de lamentar.