Planes de pensiones
Planes de pensiones
flickr.com

Comenzaremos diciendo que un plan de pensiones es un instrumento de ahorro a largo plazo. Este producto financiero tiene por objeto complementar la pensión de jubilación llegado el momento de retiro. Es por lo tanto fundamental partir de su condición de producto de ahorro a largo plazo carente de liquidez y solvencia así como de recogida periódica de beneficios.

¿Cómo operan?

Al igual que cuando hablamos de los fondos de inversión, los planes de pensiones se conforman con los patrimonios –ahorros de los inversores partícipes- que se unen conformando un plan de pensiones integrado en un fondo de pensiones y gestionado por una sociedad gestora. La constitución, gestión y administración es muy similar a los fondos de inversión.

Tipos de planes de pensiones

Se clasifican atendiendo a la naturaleza de sus inversiones, existen así.

  • Planes de pensiones de renta fija
  • Planes de pensiones de renta variable
  • Planes de pensiones de renta fija mixta
  • Planes de pensiones de renta variable mixta
  • Planes de pensiones garantizados

Conviene destacar que si va a optar por inversiones en renta variable, deberá adherirse al plan de pensiones cuanto antes mejor. Los planes de pensiones de renta variable están pensados para ahorradores que tengan lejano el momento de jubilación.

Existen además dos tipos de planes de pensiones en función de si se realizan aportaciones individuales o si es la empresa para la que trabaja la que ofrece un plan de pensiones como complemento a su salario.

  • Planes de pensiones individuales
  • Planes de pensiones de empleo. El empleador realiza aportaciones en nombre del partícipe

Formas de cobrar un plan de pensiones

Si bien existen supuestos excepcionales para rescatar su plan de pensiones –invalidez, desempleo y fallecimiento, principalmente- los planes de pensiones se rescatan llegados el momento de la jubilación; pudiendo hacerlo en forma de renta vitalicia, mensual o capital.

Conclusiones, principales ventajas de los planes de pensiones

  • Ahorro planificado para incrementar la calidad de vida llegado el momento de la jubilación
  • Atractiva fiscalidad. Las cantidades aportadas a los planes de pensiones se deducen de sus impuestos
  • Inversiones adecuadas a cada perfil de ahorrador
  • Instrumento de ahorro a largo plazo