Las mujeres bellas son menos contratadas

Según un estudio realizado por economistas de la Universidad Ben-Gurión en Israel, las mujeres muy atractivas deben enfrentar la reducción del 20% a 30% de posibilidades de ser aceptadas para un puesto de trabajo, al contrario de lo que sucede con los hombres, cuyos atributos físicos resultan ventajosos en la búsqueda y obtención de un empleo. Los resultados de la consulta fueron publicados por la Social Science Research Network, un sitio especializado en la divulgación de estudios académicos en el campo de la sociología.

El trabajo de investigación consistió en enviar 5.312 pares de currículos vitae a 2.656 ofertas de empleo en Israel. En cada par de documentos había uno sin foto, y otro con una foto de una persona atractiva, hombre o mujer, o de una persona poco agraciada, hombre o mujer. Según explicó Bradley Ruffle, profesor de la casa de estudios, este es el primer estudio en el cual se analiza la discriminación por belleza física en el proceso de contratación laboral, en un escenario real y no hipotético.

Resultado de la consulta

La medición reveló que los hombres guapos obtuvieron el 19,9% de respuestas, un 50% más en la media que los hombres poco atractivos. En la práctica, este resultado establece que un hombre guapo requiere enviar cinco currículos para conseguir unas entrevistas, mientras el resto tendría que enviar 11 currículos para el mismo resultado.

En el caso de las solicitudes femeninas el comportamiento de la muestra fue diferente. Las mujeres bellas recibieron menos respuestas que las feas, y menos aun que las que no enviaron fotos. Los currículos sin imágenes obtuvieron una mayor tasa de respuestas, 22% más que las planillas de mujeres poco agraciadas y un 30% más que las mujeres atractivas. Los investigadores señalaron que estos resultados contradicen la creencia en cuanto al comportamiento corporativo en lo referente a la belleza tanto de hombres como de mujeres.

Mujeres discriminadoras

Otro de los resultados demostró que la discriminación varía según las personas que atienden las solicitudes. Cuando los currículos fueron enviados a agencias de reclutamiento, el trato a las solicitudes fue más o menos igual. Sin embargo, cuando el proceso estaba en manos de mujeres de las propias empresas contratantes, las mujeres atractivas recibieron la mitad de las respuestas comparadas con los currículos sin fotos y con los de mujeres poco agraciadas. En este punto los investigadores estimaban como posible causa, la gran cantidad de mujeres que trabajan en los departamentos de recursos humanos de las compañías.

Para corroborar esta teoría, se realizaron encuestas en las empresas que buscaban personal, y se pudo constatar que las reclutadoras fueron el 96% mujeres jóvenes, entre 23 y 34 años, y de éstas un 67% solteras. Los estudiosos asociaron el resultado a celos hacia las posibles competidoras.

Posiciones que refutan el estudio

Algunos sectores especialistas en otros países consideran que el estudio refleja una realidad que es aplicable sólo en Israel, cuyos valores y patrones culturales son muy diferentes a los que imperan en otras regiones como Europa y más aun Estados Unidos. Por lo tanto no creen que los resultados de la citada investigación sean concluyentes ni representen el comportamiento del mercado laboral global.

En Estados Unidos, por ejemplo, la belleza física es altamente valorada en casi todas las áreas: sociales, comerciales, laborales y hasta académicas, los atributos físicos frecuentemente se relacionan con el éxito. De manera que afirmar que también en ese país las mujeres bellas tienen menos oportunidades de obtener empleos, es algo que se presta a discusión.

Puntaje: