donald trump amenaza con cerrar frontera con mexico

Esta era la frase con la que Donald Trump se enfrentaba al público en sus mítines durante la campaña política de 2016. Dos años después, la realidad le ha mostrado al actual mandatario norteamericano que las cosas no fueron tan fáciles como se lo hizo creer la euforia electoral. México no ha pagado por el muro y ahora Trump pretende que el contribuyente estadounidense lo haga, algo que no está dispuesto a permitir el Congreso norteamericano dominado por mayoría republicana.

Esto ha originado que, desde el 22 de diciembre, 420.000 trabajadores del Estado federal de Estados Unidos trabajen sin cobrar. ¿Por qué razón? Pues porque el presidente Trump se ha negado rotundamente a firmar cualquier presupuesto que no incluya los 5.000 millones de dólares que cuesta la construcción del muro.

Así las cosas, si el mandatario no firma las partidas presupuestarias, es imposible pagar a los empleados federales.

Las negociaciones entre demócratas y republicanos para poner fin a esta situación se estancaron el jueves 27 de diciembre sin llegar a acuerdo alguno. El hemiciclo del Congreso lució casi vacío por lo que la sesión se tuvo que dar por terminada hasta el 31 de diciembre próximo.

Este hecho ocasionó el enfado de Donald Trump quien volvió a utilizar su cuenta de twitter para lanzar amenazas.

Nos veremos forzados a cerrar por completo la frontera sur si los obstruccionistas demócratas no nos dan el dinero para terminar el muro y además cambian las ridículas leyes de inmigración.

Pero no son solo los demócratas quienes se oponen a la construcción del muro, teniendo en cuenta que la mayoría parlamentaria está compuesta por republicanos, la tienda política del presidente.

Dick Durbin, senador demócrata ha respondido:

(El presidente) está tomando como rehén a nuestro gobierno por su escandalosa exigencia de un muro fronterizo de 5.000 millones, que sería tan despilfarrador como ineficaz.

La negativa a firmar del presidente Trump ha obligado a sectores del gobierno federal a detener sus actividades por falta de fondos y unos 800.000 empleados federales se encuentran con licencia sin goce de sueldo.

La frontera entre Estados Unidos y México tiene una extensión de 3.200 kilómetros y grandes secciones ya han sido divididas por cercas, pero ello no ha impedido que los migrantes sigan cruzando.

Los detractores de Trump aducen que el mandatario está violentando los derechos de asilo legalmente protegidos y sostienen que los recursos estarían mejor utilizados en alternativas de alta tecnología antes que en un simple muro.

Puntaje: