El euro cayó frente al dólar estadounidense el viernes y podría seguir bajo presión en el corto plazo, lo que genera preocupación acerca de un empeoramiento de la crisis de la deuda en Portugal y la posible caída del gobierno del país.

Standard & Poor's bajó la calificación crediticia de Portugal, y dijo haber haber bajado en dos niveles la nota de la deuda debido a "la creciente incertidumbre política" generada a partir de la renuncia del primer ministro José Sócrates.

Kathy Lien, directora de investigación cambiaria de GFT en Nueva York, declaró al respecto: "La mayor parte de la semana, el mercado ha tratado a Portugal como un problema aislado que no se extenderá hacia otras partes de Europa, pero ese sentimiento está perdiendo popularidad muy rápidamente".

El euro cayó un 0,3 por ciento a 1,4128 dólares, tras haber golpeado un mínimo de 1,41133 dólares en la plataforma electrónica EBS. Los analistas técnicos dijeron que un cierre semanal por encima de los 1,4200 dólares lo dejaría bien posicionado para un nuevo aumento.

Los líderes europeos acordaron el jueves aumentar su fondo de rescate financiero a 440 billones de euros en junio, aunque evitaron hablar de Portugal, que se encuentra bajo una creciente presión de buscar un rescate.

Los datos muestran que la economía de EE.UU. creció más rápidamente que lo estimado previamente, por lo que aumentó el optimismo sobre la recuperación del país y un mayor apoyo al dólar.

El dólar subió un 0,2 por ciento a 81.14 yenes, cifra muy superior al mínimo de 76.25 alcanzado la semana pasada.

Agregar comentario