Beneficios y desventajas de trabajar en pymes

Consideradas como uno de los más importante factores que intervienen en la economía mundial, las pymes son también las empresas que ofrecen más oportunidades de empleo actualmente. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), este sector está conformado por empresas con menos de cincuenta trabajadores, empresas familiares y hasta las informales.

Por su naturaleza, estas organizaciones presentan características especiales en relación a las políticas de contratación de personal, con bondades y beneficios para los trabajadores, y también con algunos puntos negativos que habría que considerar, si se toman en cuenta como opción laboral.

Las principales ventajas son

  • Relaciones más cercanas y directas: este es uno de los aspectos que se consideran en mayor medida para la escogencia de un puesto de trabajo. Las personas parecen sentirse más a gusto en un ambiente laboral con características familiares o de confianza
  • Incidencia directa en el desarrollo: a muchos empleados les gusta saber que sus aportes tienen un efecto directo en el crecimiento de la empresa
  • Oportunidad de aprendizaje en varias áreas: al haber menos personal, los empleados realizan funciones diversas, que se traducen en conocimiento y adquisición de nuevas competencias
  • Mayor flexibilidad en las normas: aun cuando la mayoría de las pymes están bien organizadas administrativamente, las normas no se aplican con la rigidez de una corporación, y dependen más del criterio de los dueños y empleados de confianza
  • Trato directo o cercano con la gerencia: los trabajadores, por lo general, se comunican directamente con el dueño o gerente para tratar asuntos personales o de trabajo, obteniendo respuestas y soluciones en menor tiempo y con más seguridad
  • Mayores posibilidades de asumir responsabilidades: así como de aportar ideas y desarrollar la creatividad, ya que las pymes no cuentan con recursos para contratar especialistas
  • Más oportunidades laborales: para personas sin experiencia o personas mayores, la misma razón de que no existen políticas rígidas, y cada pyme contrata personal según las necesidades puntuales
  • Estabilidad laboral: al ser empresas pequeñas, las probabilidades de cierre disminuyen. En la actualidad, este sector goza de subsidios y facilidades de crédito en la mayoría de los países

Entre las desventajas destacan

  • Sueldo y salarios poco competitivos: las pymes no poseen la capacidad ni la estructura necesarias para ofrecer sueldos elevados o paquetes salariales del tipo colectivo, que abundan en beneficios contractuales
  • Pocas probabilidades de desarrollo profesional: los puestos gerenciales, por lo general, están ocupados por los dueños y las oportunidades de ascenso son limitadas
  • Sobrecargo de tareas: por ser nóminas reducidas, es frecuente que los empleados realicen todo tipo de labores, llegando a sobrecargarse de trabajo y responsabilidades
  • Recursos tecnológicos limitados: las pymes no cuentan con la plataforma tecnológica de una gran empresa, y tampoco facilitan a sus empleados recursos de uso personal como computadoras y dispositivos de comunicación
  • Escasas oportunidades de formación: la capacitación suele enfocarse al trabajo directo en la empresa y casi nunca hay presupuestos para cursos y especializaciones

Fuente de oportunidades

Con el crecimiento y expansión de esta figura empresarial, se ha consolidado un mercado de oferta y demanda de oportunidades para jóvenes profesionales y emprendedores, dispuestos a sacar provecho de los puntos fuertes, así como a manejar las condiciones desfavorables, haciendo de las pymes, una experiencia laboral enriquecedora.

Puntaje: