Los motivos más comunes que te llevan a un despido seguro

Ser eficaz, “pro” o muy importante en la empresa no te libra de ser despedido. Es por eso que hemos clasificado las razones más comunes por las que te podrían despedir.

1

Incompetencia

La incompetencia e ineficacia son las causas más comunes de despido. Si no presentas resultados de tu trabajo, no eres eficaz con ellos, no cumples los tiempos o plazos; es probable que no estén siendo muy eficaz y si tu performance es la que buscan es probable que no dures mucho en tu puesto.

2

Falta de compromiso

Todas las empresas buscan que sus trabajadores formen parte de un equipo, que se identifiquen con la empresa, que exista lealtad y fidelidad, en resumen que sea una familia. La falta de compromiso te aleja de esa idea y te termina excluyendo de la empresa tarde o temprano.

3

No seguir los cambios

Hoy en día todas empresas evolucionan, las profesiones tienen cambios y mejoras, en resumen todo avanza. Debes estar siempre actualizado, seguir los cambios, tener poder de adaptación, tratar de innovar y de no quedarte en el pasado.

4

Pelear

Una oficina o centro de trabajo no siempre es armonioso, existe mucha competitividad y a veces envidia o recelo; es por eso que las peleas suelen ser parte de la convivencia. Pero si tú eres siempre negativo, conflictivo, “quejoso”o mal compañero; lo más probable que seas quien más pelea y el primer candidato a ser despedido. Recuerda que a las empresas no les gusta la gente problemática.

5

Infidencia

Todas las empresas tienen temas secretos o que deben guardarse y no deben salir del grupo de trabajo. La infidencia es casi una traición a la empresa, un motivo suficiente para echarte.

6

Deslealtad

Todas las empresas tienen muy claro el tema de la lealtad y es en algunos casos sagrados. La deslealtad se puede demostrar robando, mintiendo o engañando; ya sea a la empresa o algún compañero. También incluye a hablar o actuar mal de tu trabajo, de tu empresa o de tus compañeros.

7

Arrogancia

La arrogancia es otro defecto que puede costar caro y te puede llevar al despido. Queda claro que nadie quiere a un arrogante cerca, mucho menos a alguien que no respeta a sus compañeros o jefes, que trata mal a los demás o que se cree superior al resto. Es probable que alguien así no dure mucho tiempo en el trabajo.

8

Falta de solidaridad

En puntos anteriores expresamos que el trabajador debe ponerse “la camiseta de la empresa”, estar comprometido con ella. Es por eso que todos aquellos que no se solidarizan con la empresa serán mal vistos y candidatos a ser despedidos a penas haya una oportunidad.

9

Traer problemas personales al trabajo

Todos tenemos problemas personales, y estos deben estar siempre al margen del trabajo. Pero si empiezan a inmiscuirse en el trabajo, o lo que es peor empieza a afectar tu trabajo, es probable que recibas más de una reprimenda y si persiste el despido no estará lejos.

10

No asumir tus errores

Todos nos equivocamos en el trabajo, es natural y casi siempre se puede arreglar y salir de ese traspié. Pero algunos ocultan sus errores o o que es peor se los echan a otro compañero, esto nunca es bien visto y algunos casos es suficiente motivo para ser echado.

Agregar comentario