Teletrabajo
Teletrabajo

El trabajo es un tema que puede analizarse desde distintos puntos de vista, uno de ellos es el nivel de compromiso que existe para con lo que se hace, lo cual a su vez sirve de parámetro para ver a quienes se asciende, mejora el sueldo, asignan más responsabilidades, etc. Ahora bien, con los cambios que ha introducido la tecnología nos preguntamos cuál será el nivel de compromiso de los llamados “teletrabajadores” ¿Serán más comprometidos que los clásicos oficinistas?

Un estudio reciente de investigación sobre el tema que nos convoca ha descubierto que, los equipos de estudio donde los trabajadores no estaban presentes junto con sus líderes (presencialmente), demostró más interés y compromiso con el trabajo encomendado que aquellos grupos donde todos trabajaban en las mismas dependencias. Es cierto que las diferencias no fueron sustanciales, sin embargo, llama la atención el fenómeno.

El fundador de Edinger Consulting Group, Scott Edinger, señala que para él no es ningún misterio lo que acontece con el teletrabajo, y lo explica de forma clara en cuatro puntos, cuales son los siguientes:

1

La proximidad alimenta la complacencia

Muchas veces pasa que, en determinados casos, es factible que el líder de una asociación pase mucho tiempo con sus dirigidos, aunque de todo eso nunca comparta realmente con ellos. Es más, las cosas pueden ser más extremas y preferirse la comunicación vía correo electrónico aun cuando se está muy cerca.

El uso de medios de comunicación distintos al contacto directo se origina por situaciones tan simples como encontrarse en un piso distinto del edificio, trabajar en oficinas distantes o por economizar tiempo. El problema de todo esto es que la mayoría da por sentado que la comunicación siempre es eficaz, pero eso no es así.

2

La ausencia obliga a conectarse mejor

Cuando toca ser líder de distintos grupos de trabajo que no se encuentran en un mismo lugar, es imperioso que se haga un esfuerzo para visitarlos al menos una vez por semana y tener contacto directo, por último por teléfono.

Siempre se recomienda tener una buena relación con las personas con las que se trabaja, lo cual no implica amistad necesariamente pero sí el observar gestos como el preocuparse por lo que está haciendo, lo que le pueda causar dudas, resolver inquietudes, brindar apoyo, etc.

El ser un líder implica ejercer autoridad de muchas maneras, por lo mismo es importantísimo que exista una buena comunicación entre las partes, de otra forma, el líder arriesga perder esa “magia” que caracteriza a este tipo de relaciones laborales.

3

Los líderes de equipos virtuales usan mejores herramientas

Una de las buenas ventajas con las que cuentan los líderes que deben relacionarse con equipos remotos es la de aprovechar al máximo cada una de las herramientas que tienen a la mano para conseguir una comunicación eficaz. Así, mientras el jefe se preocupa de enviar correos electrónicos a sus subalternos estando un piso más arriba en el mismo edificio, el líder que se encuentra a varios kilómetros aprovecha el mail, videoconferencias, teléfono y todo medio de contacto para llegar a sus dirigidos.

4

Los líderes de equipos remotos maximizan el tiempo que pasan juntos

El hecho de que un equipo de trabajo no pueda estar físicamente reunido es un arma de doble filo que puede aprovecharse a favor del trabajo eficiente. Es más fácil encontrar distracciones cuando se está junto a un gran equipo de trabajo en una oficina que el hacerlo estando cada uno desde su casa o en espacios diferentes. Será misión del líder el que cada trabajador se enfoque en lo que tiene que hacer de forma independiente para luego conseguir metas en conjunto.

Es más fácil pasar de junta en junta cuando todos están en la misma oficina, almorzar reunidos y gastar tiempo a diario cuando se comparte el mismo espacio, que el enfrentarse a desafíos similares cuando cada uno tiene una labor asignada y no tiene le factor distractor que suponen sus compañeros.

Todo lo que hemos expresado en este artículo no supone una ventaja de los equipos de trabajo virtuales por sobre los presenciales, sino más bien una tendencia que se cumple en uno y otro caso de distinta forma, donde el rol fundamental lo tiene el tipo de comunicación que se desarrolla entre el líder y los dirigidos.

Puntaje: