La caída en el valor de las acciones que experiementa Facebook es aterradora para muchos, pues bajó un 20% de su valor en dos semanas y no se sabe cuándo parará.

Facebook Nasdaq
Facebook Nasdaq

Facebook no ha tenido una buena semana, ello porque el festejo que se hizo por la salida a la bolsa de valores quedó en eso, sólo un festejo. Tras poco tiempo en la bolsa, las acciones de la red social más grande del mundo no han hecho más que bajar, algo que no puede dejar de llamar la atención considerando las implicancias del lanzamiento y los detalles oscuros descubiertos hace poco respecto de las entidades financieras vinculadas a su lanzamiento.

Las acciones de Facebook han caído en un 20% respecto del valor inicial con que se lanzó en la bolsa mundial, así, todas las personas que compraron acciones de la red en comento han perdido dinero pues el valor de cada acción está por debajo de los $30. De un precio sugerido de $38 llegó a $28,82 en Nasdaq ¿Por qué? Porque comenzó a crecer la especulación sobre lo que realmente podía hacer Facebook para generar ganancias ¿No es raro que ocurra justo ahora, por qué no sucedió antes?

Las previsiones son absolutamente negativas, pues hay quienes auguran se llegará a julio a un valor nominal de $25 la acción, mientras que hay quienes señalan podría bajar hasta los $16 en diciembre del presente año. Las claves que marcan esta tendencia negativa respecto de FB son dos, incertidumbre por su futuro y desconfianza de su gestión, entonces ¿Por qué hubo tanta compra los primeros días? Lamentablemente, los portavoces de la red social no pueden salir a “tranquilizar” a los accionistas pues están compelidos por ley a permanecer en silencio por 40 días al menos… ¿Qué pasará entonces?

Caídas como la de Facebook, muchas y peores

Para quienes se asusten con lo que sucede con Facebook incorporamos este acápite sobre la real dimensión que tiene toda esta situación, la que a gusto del autor del presente artículo, no es más que una estrategia de ciertos cerebros para hacer que las acciones bajen al mínimo para luego anunciar “algo” que las haga elevarse como espuma.

Como decíamos antes, ejemplos de caídas estrepitosas de empresas “.com” hay muchas, aunque una de las más emblemáticas fue Boo.com, sitio que se lanzó en 1998 con la idea de vender ropa por la web. Este ejemplo lo entregamos porque antes de recibir un centavo de dólar de ganancia, ya se había invertido nada menos que 125 millones de dólares en su planeamiento ¿Apuesta arriesgada o estupidez? Sea como sean, la empresa no resultó y todos abrieron los ojos para presenciar cómo se hundía el titanic de la web – en aquel entonces.

El problema ahora no sólo es de Facebook, pues si analizamos las estadísticas bursátiles de Zynga, nos daremos cuenta que ha estado bajando su precio por acción sostenidamente durante los últimos meses, comenzando en $8 y actualmente vendiéndose por $6.

Groupon es otro ejemplo más, y es que si bien se ha conseguido mantener en el tiempo, su devenir es accidentado y tiene bastante competencia. Esperemos no equivocarnos y que FB remonte, pues de caerse la red, serían muchos los que extrañarían ver el estado de sus amigos.

Agregar comentario