Tipos de préstamos
Tipos de préstamo

Las instituciones financieras otorgan un sinnúmero de préstamos de diversas modalidades y bajos reglas distintas; es por eso que cada préstamo es diverso y tiene varias aristas, que van desde el tiempo, la tasa de interés y el monto de dinero. A continuación veremos todos los tipos de préstamo y sus diversas características.

Préstamos bancarios

También conocido como crédito bancario o contrato de crédito. Este tipo de crédito es el más común y más solicitado en casi todo el mundo, como su nombre lo dice se realiza a través de una institución financiera o banco.

Préstamo tradicional

En este caso, el cliente (deudor) solicita el préstamo al banco (acreedor); se estipula un monto de dinero, un tiempo o plazo de pago y una tasa de interés, lo que además tendrán otros gastos como devengados, seguros y costos asociados. El cliente deberá pagar cual lo estipulado con las condiciones establecidas y el tiempo acordado, usualmente en pagos mensuales.

Préstamo hipotecario

El aquel que se realiza para comprar un bien inmueble o propiedad, el banco asume el total de la deuda (compra el inmueble) y le cobra al cliente cuotas durante un determinado tiempo e interés, para al término del pago otorgue la propiedad al comprador. Este crédito suele ser de largo plazo y casi siempre tiene un pago inicial que asume un porcentaje del 20 a 25% del costo total de la propiedad.

Préstamo personal

Es aquel que se solicita al banco de manera rápida, suelen ser préstamos para fines personales de diversa índole, se llaman así porque se entrega el préstamo a la persona física y no jurídica. La aprobación de este crédito dependerá del récord crediticio y de la relación que tenga el cliente con el banco.

Préstamo prendario

En este préstamo el cliente a cambio de una suma de dinero o un beneficios financiero otorga en “prenda” un bien mueble o inmueble; el quedará en poder del banco hasta se cancele dicha deuda.

Préstamo automotriz o vehicular

Este préstamo tiene como fin comprar un vehículo, coche o automóvil. El cliente solicita un monto de dinero, usualmente el faltante del costo del vehículo, y el banco asume el resto de la deuda a cambio de un crédito con una tasa de intereses.

Préstamo pequeño

Se trata de un préstamo de poco dinero usualmente solicitado por el cliente para cubrir una emergencia o imprevisto, no suele pasar los mil dólares y es de fácil acceso sobretodo si el cliente tiene un buen récord crediticio, son a corto plazo y los intereses suelen ser pequeños que no superan el 10%. También son conocidos como créditos rápidos o sola firma, debido a que se aceptan o rechazan al momento en que se solicitan, inclusive se puede solicitar en línea o vía telefónica.

Préstamo educativo

Este préstamo tiene como fin pagar educación, ya sea propia o de un familiar. Los intereses suelen ser bajos y el préstamos a largo plazo, inclusive pueden sustentar un fondo de estudios que se crea con el banco y donde hay más de un aportador.

Préstamos entre particulares

Se trata de un préstamo que se realiza entre dos personas particulares, el solicitante y prestamista, sin la intervención de una institución financiera tradicional o no tradicional. Por lo general los montos solicitados son bajos y los intereses son variables, son de fácil entrega y con términos simples.

Al pedir préstamos en efectivo bajo esta modalidad se aceptan las condiciones de pago, fechas e intereses estipulados al igual que una entidad financiera. Cuando el préstamo es importante, el prestamista comúnmente solicita una prenda o se realiza el firmado de un documento de compromiso como una letra o pagaré.

Puntaje: