Foto de Gunther Ketterer

Bonos a largo plazo ¿Son suficientes 100 años?

Invertir en bonos de largo plazo es una estrategia muy ocupada hoy en día, sin embargo, en la actualidad se llegó a implementar el bono a 100 años ¿Será un instrumento rentable?
Inversión en bonos a largo plazo
Inversión en bonos a largo plazo

La venta de bonos a largo plazo son un título de renta fija que se caracteriza por la promesa de entregar, periódicamente, una cantidad de dinero por un plazo fijado con anterioridad, pero ¿100 años serán una alternativa viable hoy en día? Aunque es una apuesta arriesgada comprar este tipo de bonos, el componente exótico que encierran los vuelve a veces muy deseados por los inversionistas, y es ahí donde apuntan sus precursores.

La posibilidad de conseguir dinero a largo plazo, despierta un especial interés en este tiempo para endeudarse por 100 años, y es que si ya se hizo en años anteriores, ¿Por qué no volver a repetirlo? En los años ´90 fue una realidad, mismo caso que en el 2000. A pesar de ser una inversión fuera de lo común, el riesgo que incluye es alto si se considera que las tasas podrían subir y reducir el valor de esta inversión de forma importante, después de todo son 100 años de plazo.

Según los más entusiasmados por la idea, sus promotores, el clima económico actual está especialmente dado para que se extiendan los plazos de vencimiento en los bonos, al punto de llegar sin problemas a más de 30 años – como es el caso ahora. Hasta el momento quienes son capaces de emitir este tipo de documentos son empresas de primer nivel, aseveró John Hawley, gestor de portafolio para Aviva Investors, quien en la actualidad tiene una cartera de más de $19,000 millones en bonos.

Algunos ejemplos de empresas que han vendido bonos a 100 años son la naviera Norfolk Southern Corp., Burlington Northern Santa Fe Corp., The Walt Disney Co., Coca-Cola Enterprises Inc., Ford Motor Co., entre otras. Este tipo de bonos no se transan en el mercado secundario, pues hoy es más bien una pieza de admiración y de colección para quienes los adquieren. A pesar de que quienes obtienen estos bonos de un siglo - como también se les conoce - admiran la inversión por su peculiaridad, están absolutamente conscientes de riesgos como la baja en el pago, caso que ocurrió con los bonos de Coca-Cola que prometían un 7,53% y en la actualidad llegan a 5,37%.

Un economista de Moody´s Analytics, Ben Garber, cree que efectivamente la venta de los bonos de un siglo requiere situaciones especiales e inversores bien definidos, y para ello éste es el mejor de los momentos. En la actualidad, más que interés, lo que hay es incertidumbre de lo que pasaría con esta opción de inversión dando vuelta en el mercado, ya que para que fuese interesante invertir en ella, deberían diferenciarse de los bonos a 30 años en a lo menos 0,75 puntos porcentuales, y eso no ha ocurrido ni siquiera en 1996, donde la diferencia era de 0.15 puntos porcentuales apenas.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.