Temas de interés nacional ceden el paso a una ola de acusaciones

A un lado quedaron los debates sobre temas de interés nacional y objetivos políticos para los estrategas de las dos candidaturas que se disputan la presidencia de Brasil. El foco central ahora gira en torno a las agresiones sufridas por los aspirantes, tras el lanzamiento de una bola de papel y dos globos llenos de agua.

Según videos que muestran las acciones, el candidato del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB, recibió un primer golpe con una bola de papel mientras se desplazaba por una barriada popular de Río de Janeiro, donde tuvo que enfrentar una contramanifestación de partidarios del oficialismo.

En tomas posteriores, se puede apreciar al candidato con las manos en la cabeza en señal de dolor, mientras aborda un vehículo que lo saca del lugar.

El Gobierno califica al hecho de “montaje”

Por su parte, el gobierno del presidente Lula Da Silva afirma que se trata de un montaje, incluso el propio mandatario calificó al hecho como una “mentira descarada”, a pesar de que hay testigos, que juran haber presenciado el incidente que, en efecto, constituye una agresión.

Sin tregua

En la otra acera de la noticia, el vehículo donde se desplazaba la candidata del gobierno, Dilma Roussef, fue alcanzado por dos globos llenos de agua, en la región de Curitiva, considerada bastión opositor.

De esta manera Brasil llega a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, con un alto nivel de polarización, y según el análisis de la periodista Juliana Iooty, de la BBC, el desvío de la campaña hacia las agresiones obedece al agotamiento de los temas de debate.

Agregar comentario