Las monedas de América Latina podrían experimentar un fortalecimiento a lo largo de esta semana, sobre todo las de Brasil y México.

El real brasileño podría apreciarse por estos días dado que la región aplicará medidas más flexibles para regular el ingreso de capitales.
Sin embargo, según expresó André Perfeito, economista de Gradual Investimentos, "el Gobierno no va a dejar (que el real) se fortalezca demasiado". Cabe destacar que la semana anterior, el real experimentó su mayor alza en un año.

El peso mexicano se calcula que seguirá entre 11,75 y 11,95 por dólar, niveles considerados los mejores en casi tres años.

Por su parte, el peso argentino se mantendrá en su mínimo histórico, presionado por el plan de adquisición de dólares del Banco Central.
El peso de Argentina se encuentra en la zona de 4,0525 a 4,055 por dólar. La firma Puente de Buenos Aires, declaró respecto de la situación: "La tendencia estable (...) ha mutado a una tendencia estable y ligeramente alcista (del dólar frente al peso)".

Por otro lado, el sol peruano se encuentra en una situación volátil debido a que en el país se acercan las elecciones presidenciales, que tendrán lugar la semana siguiente.
"En estas coyunturas de alta incertidumbre política no se puede prever el comportamiento de una variable como el tipo de cambio", declaró Gonzalo Navarro, gerente del Banco Santander en Lima.

Durante la semana pasada, el sol peruano se encontraba en la zona de 2,805/2,806 unidades por dólar.

Respecto de las monedas de Chile y Colombia, se estima que se mantendrán en alza.

Fuente: Reuters

Agregar comentario