Los medios de comunicación de Tailandia informaron que un deslizamiento de tierra masivo tuvo lugar el miércoles en la provincia de Krabi, y dejó como saldo hasta 15 muertos, mientras que la Marina Real de Tailandia dirigió el rescate de turistas que se encontraban en la isla de Koh Tao, devastada por las inundaciones.

Más de 200 viajeros australianos quedaron varados en el sur de Tailandia como consecuencia de los deslizamientos de tierra y agua que se cobraron más de una docena de vidas en ocho provincias.

Los australianos se encontraban entre los turistas en la isla de Koh Samui, donde las inundaciones hicieron que se cerrara el aeropuerto.

Otros deslizamientos de tierra y posibles inundaciones se espera en los destinos turísticos de Phuket, Krabi, Phang-nga y Nakhon Si Thammarat.

Puntaje: