Decides vender tu casa y obviamente buscas el mejor trato, hacerlo rápidamente y obtener el mejor precio; pero el mercado inmobiliario puede ser cambiante y hasta impredecible, es por eso que cualquier herramienta es buena. A continuación algunos útiles consejos para vender rápido y a buen precio.

1

Prepárate lo antes posible

De día que decides vender tu casa hasta el día que la empiezas a vender pasa mucho tiempo, que suele ser “tiempo perdido”. Es por eso que debes prepárate lo antes posible, ya sea para hacer reparaciones, ordenar la casa o los documentos que implican la venta de la casa, cuando antes, mejor.

2

Ayuda profesional

Vender una casa puede ser sencillo, pero es más fácil con ayuda profesional. Asesórate con un especialista inmobiliario, sobre precios, el costo de las casas de la zona, tendencias, si necesitas hacer cambios para que sea más atractiva y fácil de vender. Es una ayuda muy útil.

3

Arréglala

Seguro que irán muchas personas a tu casa antes de las que las puedas vender y la verán amoblada, es por eso que es muy importante tener la casa bien arreglada, limpia y que se vea lo más atractiva posible. Si es necesario realiza mejoras, míralo como una inversión. No dejes cosas personales a la vista y ordena por todos lados, los compradores se fijan hasta el más mínimo detalle. Pintar es una muy buena idea.

4

Controla tus gastos

Arreglar y refaccionar la casa antes de venderla se puede ver como una inversión, pero debes controlar esos gasto y no excederte, los costos de renovación no pueden inflar el gasto de la casa, recuerda que debes ganar dinero. Actúa precavidamente y con calculadora en mano.

5

Déjalos ver

Un error muy común al vender la casa es ser demasiado atento y no dejar que el posible comprador vea la casa atentamente o que pueda comentar algo con su acompañante, si es posible toma una distancia prudente que los compradores lo último que quieren ver es al propietario de la casa al lado, si contratas a un vendedor déjalo que él haga todo el trabajo.

6

No pierdas el ritmo

Vender una casa muchas veces toma tiempo, y la paciencia debe ser tu aliada. No pierdas el ritmo así tengas que mostrar tu casa 100 veces. No dejes de limpiarla ni de arreglarla.

Puntaje: