El trabajo es algo importante de nuestra vida y le dedicaremos mucho tiempo en nuestra vida, es por eso que es importante que este trabajo sea algo que nos gusta y apasiona. Lo mismo sucede cuando empezamos un negocio, lo que también se convertirá en un trabajo. Raquel Martín, una de las escritoras de la revista Forbes, publicó un artículo con los puntos más resaltantes del por qué hacer un negocio de algo que nos guste.

1

Ser feliz por hacer lo que nos gusta

Dicen que el que trabaja en lo que le gusta realmente no trabaja. Disfrutar de tu trabajo hace que este sea más fácil y fluya de manera más normal y hasta armónica. Elegir algo que nos gusta y apasiona como un negocio es una muy buena idea.

2

Conocerás personas que comparten tu pasión

Si haces algo que te gusta como un negocio, lo más probable es que conozcas más personas con la misma pasión, con deseos y metas similares a las tuyas. Con los que podrás compartir tu trabajo y probablemente podrás trabajar juntos como compañeros, como clientes o trabajar para ellos.

3

Conocerás las necesidades del mercado

Como el negocio que emprendes es algo que te gusta y a la vez dominas, seguramente sabrás cuáles son las necesidades del mercado. Tu posición te dará una perspectiva importante de qué es lo que quieren los clientes y qué es lo que falta para que tu negocio sea mejor.

4

Pondrás más esfuerzo

Hacer un negocio de algo que te guste no sólo te dará una buena perspectiva del negocio en sí, también hará que te esfuerces más por ser los mejores o los primeros. Si te apasiona algo lo más probable es que quieras la excelencia, lo que favorecerá al desarrollo y progreso de tu negocio.

5

Tienes los conocimientos o sabes dónde buscarlos

Cuando te apasiona tu trabajo seguramente sabrás todo sobre ello o sabrás donde buscar esa información que te falta. En un negocio el conocimiento es importante, tenerlo es una gran ventaja.

Puntaje: