Economia en el 2012
El temible 2012
Theprisma.co.uk

La mayoría de los analistas avizoran que el color del próximo año en materia económica será el negro. Y no por las apocalípticas profecías de los Mayas con la llegada del fin del mundo, sino que para los analistas, el 2012 luce amenazante para la mayoría de las economías del planeta.

Sin consultar a los oráculos y más bien basados en cifras reales, prestigiosas entidades como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para el Comercio y el Desarrollo Económico (OCDE), han ‘echado sus cartas’ para ver lo que ocurrirá el próximo año. Todos los pronósticos señalan a una desaceleración en la mayoría de los países.

Por ejemplo, recientemente el director del FMI para Europa, Antonio Borges, confesó estar pesimista frente a la actividad económica de la región por lo que dijo que los gobiernos deben tomar medidas que estimulen el consumo, pues el gasto ha resentido el crecimiento.

En este sentido los cálculos del FMI apuntan a que en el 2012 el crecimiento de Europa no supere el 1,8%. Los resultados van desde la caída del 1,8% en la economía de Portugal y del 2% en la de Grecia, hasta el leve crecimiento de 1,1% de España, 1,3% de Alemania y del preocupante 0,3% de Italia.

Lo cierto es que la peor parte de la crisis económica en el mundo la llevarán los países más desarrollados, que de acuerdo con la OCDE, este grupo tendría el presente año un crecimiento del 7,2% y el próximo del 6,7%, como en el caso de Estados Unidos o China.

Por su parte, el Medio Oriente y África tendrán un crecimiento en conjunto del 3,7% para el 2012, debajo del 3,9% de este año. El mayor impacto lo tendrán países no productores de petróleo, como Afganistán, Jordania, Marruecos, Egipto, Siria, Túnez y Pakistán. Mientras que los países productores de petróleo, como Bahréin, Irán, Argelia, Irak, Emiratos Árabes, Arabia Saudita y Qatar, la proyección para el 2012 es de un crecimiento de 4%, frente al 4,9% que experimentarán este 2011.

En cuanto a América Latina, también el color es de hormiga, pues de un crecimiento que llegará a 4,4% este año, pasará a 4% en el 2012, según los pronósticos de la OCDE. Sin duda que estas proyecciones permitirán que los gobiernos tomen las medidas necesarias y que cambie el color al verde de la esperanza para una recuperación económica en todos sus niveles. Así lo esperamos todos.

Puntaje: