El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó que las relaciones diplomáticas con Honduras están normalizadas, luego de dos años que las interrumpiera tras el golpe de Estado contra el ex gobernante hondureño Manuel Zelaya en junio de 2009.

Ortega, afirmó que orientó “el inmediato pleno restablecimiento” y normalización de las relaciones de Nicaragua con Honduras, tras considerar el acuerdo suscrito en la víspera, en Cartagena de Indias (Colombia) el presidente Porfirio Lobo con Zelaya.

En una declaración conjunta firmada con el actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ambos mandatarios anunciaron el restablecimiento normal de las relaciones bilaterales.

Ver: La guerra interna en Honduras

La referida declaración también fue suscrita por todos los presidentes de los países centroamericanos que integran el CA-4: Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Honduras fue suspendida como miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) el 5 de julio de 2009, tras producirse el derrocamiento de Manuel Zelaya; y Nicaragua era el único país centroamericano que hasta la víspera no reconocía al actual mandatario hondureño Porfirio Lobo, quien asumió funciones en enero del 2010 tras ganar las elecciones de noviembre de 2009.

Puntaje: