La encrucijada del Brexit

Tres desenlaces posibles a la encrucijada en el que se encuentran entrampados Boris Johnson y el Parlamento Británico por la implantación del Brexit.

Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró este viernes 15 que el Reino Unido estará fuera de la Unión Europea el próximo 31 de enero y se mostró decidido a alcanzar una nueva relación comercial con ese bloque.

"Estaremos fuera y esa será una gran oportunidad para nuestro país".

El primer ministro fué enfáticio al señalar que no solicitará otro retraso para salir definitivamente de la Unión Europea, tras el último solicitado recientemente hasta el 31 de enero y que pospuso el anterior plazo que caducaba el 31 de octubre de este año.

Breve recuento

Reino Unido lleva ya meses entrampado en un laberinto que parece no tener salida. Los intentos de la ex primera ministra británica Theresa May porque se aprobara el acuerdo logrado con los líderes de la Unión Europea (UE) siempre se estrellaron contra el férreo bloqueo del Parlamento, lo que finalmente llevó a la renuncia de la funcionaria.

En julio pasado, Johnson asumió el cargo con la consigna de que el Brexit no volvería a ser pospuesto y tendría lugar sí o sí el 31 de octubre, hubiera o no acuerdo con los socios europeos, lamentablemente, para el primer ministro británico las cosas no resultaron como lo esperaba y el tan anhelado Brexit tuvo que ser postergado una vez más.

Tres escenarios posibles

Bajo esas circunstancias, ¿qué puede ocurrir ahora? Según la BBC, se abre un abanico de tres posibilidades:

1 Brexit con acuerdo

La posibilidad de llegar a un nuevo acuerdo con la UE existe, aunque por los precedentes, parece complicado. El proyecto de ley aprobado por la Cámara de los Comunes el 4 de setiembre estableció que el gobierno tenía hasta el 19 de octubre para aprobar un acuerdo con el Parlamento; de no lograrse este, tendría que solicitar una extensión de la fecha de salida del Reino Unido hasta el 31 de enero de 2020, tal y como ocurrió finalmente.

Pero el acuerdo existente negociado por la administración de Theresa May fue rechazado por el Parlamento en varias oportunidades y también fue descartado por Johnson, por lo que el gobierno espera obtener un nuevo acuerdo con la UE sin la interferencia de la “salvaguarda irlandesa”.

Esta salvaguarda es una medida destinada a prevenir cualquier posibilidad de puestos fronterizos entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, la que constituye una parte crítica del acuerdo, tal como lo ha reconocido la propia UE.

2 Brexit sin acuerdo

El Brexit sin acuerdo significa que Reino Unido saldría inmediatamente de la unión aduanera y del mercado único, el marco legal diseñado para facilitar el comercio dentro de la UE. Muchos políticos y empresas aducen que este proceso dañaría la economía del país, aunque hay quienes afirman que estas teorías son exageradas y alarmistas.

Por otro lado, el Parlamento siempre se mostró a favor de aprobar una ley para bloquear la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y que el gobierno solicite a la UE que posponga su salida hasta el 31 de enero de 2020. Sin embargo, esta ley también contempla la salida sin acuerdo, siempre y cuando sea aprobada por los parlamentarios.

3 Cancelación del Brexit

También existe la posibilidad de cancelar el Brexit por completo revocando el Artículo 50, la norma dentro de la legislación de la UE que permite la salida de un Estado miembro. Pero esto no es algo que el gobierno actual esté contemplando.

Otra posibilidad que se abre es la celebración de un segundo referéndum, lo que devolvería la decisión sobre el Brexit al mismo electorado que en junio de 2016 decidió la salida del Reino Unido de la UE.

Aunque en la Cámara de los Comunes no existen los votos necesarios para decantarse por esta opción, muchos han advertido que un segundo referéndum sería desconocer la voluntad popular de los más de 17 millones de ciudadanos que en su momento votaron a favor del Brexit.

Con este nuevo plazo, al parecer, las aguas han vuelto a su cauce y el gobierno británico se ha dado un respiro por lograr su objetivo que es conseguir un Brexit con un acuerdo que beneficie a las partes.