(Andina). China, la segunda economía del mundo, redujo su ritmo de crecimiento a 9.5 por ciento en el segundo trimestre del presente año, luego de registrar en los primeros tres meses una subida de 9.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2010, informó hoy la oficina de estadísticas oficial.

En tanto, en la primera mitad del año el país acumuló una expansión de 9.6 por ciento, índice superior al que esperaban los expertos, y alcanzó un total de 20,446 billones de yuanes (3,146 billones de dólares/2,246 billones de euros), detalló la agencia de noticias DPA.

El gobierno espera ahora que la pequeña reducción ayude a contener la inflación, que en junio llegó a 6.4 por ciento interanual, el mayor nivel en tres años.

El año pasado, la economía aumentó 10.3 por ciento, pero la subida provocó temor en las autoridades respecto de un sobrecalentamiento.

El vocero de la oficina de estadísticas, Sheng Laiyun, indicó por tanto que la situación de la política macroeconómica es "en general, buena".

Las inversiones crecieron en el primer semestre 25.6 por ciento frente al mismo periodo de 2010. El sector inmobiliario también lo hizo en un 32.9 por ciento.

Según el vocero, la subida de la tasa de interés desacelerará la economía, pero "estimulará el desarrollo sustentable a largo plazo", opinó Sheng.

"El mayor desafío para la segunda mitad del año sigue siendo cómo lograr un equilibrio entre las medidas para mantener un crecimiento estable, regular la inflación y reestructurar la economía", resumió.

Puntaje: