Dubai
Flickr.com

Los que se conocen como “jugadores bursátiles” iniciaron una venta sin pausa de las acciones de mayor riesgo, para refugiarse en el dólar, ante el temor de un nuevo impago por parte de Dubai, lo que sin ninguna duda, desataría una nueva crisis en Estados Unidos.

Dubai, la perla y oasis de los Emiratos Árabes Unidos, una de las economías de los estados árabes que mayor grado de crisis económica vive, anunciaba que su empresa constructora de mayor envergadura no podía saldar la deuda de 60.000 millones de dólares vigente.

Esta noticia provocaba un efecto dominó a nivel mundial en las bolsas, comenzando en Europa, Asia y Latinoamérica, la ola de ventas intercedió en las divisas y en las materias primas que habían casi consolidado una tendencia de alzas constantes y especulativas, como consecuencia de la debilidad del dólar.

Wall Street cerraba en rojo la penúltima jornada del mes de noviembre de este convulso 2009, con un volumen de negocio muy escaso, casi simbólico diría yo, tras la venta de los especuladores de acciones de Caterpillar, Bank of America y Alcoa.

El Dow Jones por su parte, perdía 154 puntos (1,50%) en una jornada que acumuló los mayores descensos del mes, triste record.

Asia se derrumbó por los efectos colaterales de Dubai afectando a los grandes bancos y apreciando el Yen por encima del dólar, en otro nuevo máximo de los últimos 14 años.

Tokio vio caer al Nikkei, Seúl siguió el descenso del Kospi y Shangai acumuló números rojos, una pérdida global del 4,84% en Hong Kong y un 5,36% en Bangkok cerraba las pérdidas mundiales completadas por un descenso de un 4,67% de los valores tecnológicos. En fin, uno más de los tantos viernes negros que hemos vivido desde los ya lejanos Lehman Brothers y nuestro amigo Bernie Madoff…

Europa continuaba acumulando pérdidas por encima del 3,3% arrastradas por el descenso de los bancos y contando con una única razón para no haber sido mucho más caótico, la festividad de acción de gracias de la jornada precedente en Wall Street”, que por la gracias de Dios puso un freno a la caída.

Dubai, pone de manifiesto la debilidad de las economías

Las consecuencias de la situación que vive Dubai ponen de manifiesto una profunda debilidad, que se traduce en un temor irracional a nuevas explosiones financieras, una economía mundial vulnerable, a punto de explotar en cualquier momento. Bancos que aún ocultan sus enormes pérdidas…

Dubai solicita un aplazamiento de seis meses para satisfacer sus deudas, mientras el pánico se apodera de los inversores y comienza la venta frenética de acciones de constructoras, bancos y empresas con intereses y capital en oriente medio.

El Reino Unido, una de las economías más damnificadas

Inmediatamente se conoció que, algunos bancos de alto nivel de UK, tenían préstamos vigentes en Dubai, la bolsa de Dubai, principal accionista de la bolsa de Londres, comienzan a sufrir pérdidas importantísimas.

Dubai, se ha desarrollado como el centro neurálgico del turismo de alto standing.

Mientras esto se producía, sus empresas han acumulado deudas por más de 80.000 millones de dólares USA, por lo que hoy, necesitan un plan de refinanciación.

El sistema financiero asiático, igual que el europeo, se distanciaron de Dubai, cuna de los inversores con una forma de vida “libre de impuestos”.

Se pulsó nuevamente el botón de alarma y los mercados entraron en pánico, el fracaso de Dubai, producto de la crisis global que transformó en poco rentable el turismo de alto nivel para extranjeros con dinero, puso de manifiesto el fracaso inmobiliario iniciado por Dubai hasta que esa burbuja que explotó aún no ha sido resuelta.

El dólar, el refugio

De nuevo el dólar enarbola su bandera de refugio de capitales públicos y privados ante situaciones críticas. Los especuladores se refugian en el dólar desde Europa y, el dólar comienza a recuperarse. En el mercado de divisas, el euro se situaba en los 1,507 dólares tras alcanzar máximos de 1,514 dólares por euro.

La situación se complica ya que, una Europa comienza a estar muy inquieta frente a la posibilidad de un encarecimiento de las exportaciones europeas y asiáticas en los mercados motivada por la debilidad del dólar frente al euro y el yen.

Los mercados comienzan a intervenir

Las acciones llevadas a cabo por los mercados buscan reactivar al dólar y frenar el encarecimiento de sus divisas debido a su incidencia directa en la economía, una maniobra de manual.

Próximos a cerrar un año que tendrá como balance histórico el hecho de ser un año de transición, el camino hacia la recuperación es tortuoso, el nuevo modelo económico es excluyente, tomando el análisis DAFO como bandera y centrándonos en las fortalezas, podemos decir que la exclusión se centra en la especulación, los sistemas basados en la especulación explotan y no funcionan, el nuevo modelo productivo se debe asentar sobre bases sólidas y eficientes, encargadas de la generación de la riqueza y el auto sustento del sistema.

Puntaje: