Preguntas y respuestas de una entrevista

Podría definirse a la entrevista laboral como un conjunto de preguntas formuladas por un empleador o personal de recursos humanos, que tienen por objetivo conocer en profundidad las capacidades del trabajador, a fin de decidir si es idóneo para el puesto que desea cubrir.
Muchos postulantes suelen asistir a las entrevistas sin saber muy bien que responder, lo cuál no suele brindar buenos resultados. La mejor forma de enfrentar una entrevista es estar muy bien preparado, es decir, saber de antemano que pueden preguntar y estar listo para dar una respuesta acertada. Veamos entonces las preguntas más comunes de una entrevista típica y las respuestas adecuadas:

Preguntas y respuestas de historial de trabajo

  • Nombre de la compañía, título de la posición, fechas del empleo
  • Aunque parezca una tontería, hay que responder de manera segura el nombre de la compañía para la que se trabajaba, título del puesto, fecha de comienzo y finalización del trabajo, e incluso el sueldo que se percibía.

  • ¿Cuáles eran sus expectativas para el trabajo y en qué medida las logró?
  • La mejor manera de responder es comentando lo que se esperaba del trabajo apenas se comenzó y dar ejemplos claros acerca de cómo funcionó esa expectativa en la práctica.

  • ¿Cuáles eran sus responsabilidades?
  • En este punto es importante ser específico y positivo acerca de las tareas que se desempeñaron. La mejor manera de responder es comentar con detalles las responsabilidades y relacionarlas al puesto al que se aspira actualmente.

  • ¿Con qué retos y problemas se enfrentó? ¿Cómo los manejó?
  • Lo importante aquí es ser claro y específico, dando ejemplos de cómo se enfrentó un determinado problema. Por ejemplo: “Cuando se instaló el nuevo software en la compañía, organicé inmediatamente al equipo de trabajo y dedicamos dos horas diarias al aprendizaje y manejo del mismo. En el período de un mes, todos manejaban con soltura el nuevo software”.

  • ¿Qué le gustó o que no le gustó de su trabajo anterior?
  • Es una pregunta algo tramposa, no hay que hablar mal de la compañía anterior, ni presentar a la experiencia como negativa. Una buena respuesta sería: “Decidí dejar mi trabajo anterior porque sentí que ya no presentaba un desafío para mí y deseaba evolucionar en mi carrera profesional”.

  • ¿Cuál fue el mayor logro o fracaso de esa posición?
  • El futuro empleador, con esta pregunta desea saber de lo que es capaz un trabajador, pues la mejor manera de responder es brindando un ejemplo concreto de un logro. Simplemente hay que repasar el currículo y buscar la experiencia más destacable, siempre intentando que se relacione con el puesto al que se aspira.

  • Por qué se va de su trabajo?
  • Esta pregunta nunca falta en ninguna entrevista, dado que el empleador desea saber si se encuentra frente a una persona problemática, poco estable, etc. La mejor respuesta es aquella que sea directa, que no hable negativamente acerca de ningún compañero o jefe. Algunas buenas respuestas son: “Sentía que no había espacio para crecer”; “Estaba buscando un desafío mayor”; “Me estoy relocalizando a esta zona, debido a circunstancias familiares”; “Estoy interesando en un trabajo con más responsabilidades”.

Conclusión

Si se tienen en cuenta las preguntas típicas de una entrevista laboral, se repasan y practican las respuestas, de modo de expresarlas de forma segura y calma, sin duda que la posibilidad de tener éxito, será mucho mayor.

No te pierdas Preguntas de una entrevista / Respuestas adecuadas (Parte II)