Inmuebles 2011: Panorama, precios y características

Es indudable que hacer pronósticos en materia económica, se ha vuelto tarea difícil en los últimos años, debido a la inestabilidad de influencias determinantes como el panorama político, la fluctuación de las divisas, la falta de inversión en algunos países, entre otros factores. Uno de los sectores que resulta más afectado es el de bienes raíces.

Sin embargo, persiste la tendencia a considerar que el próximo año no será como han augurado algunos especialistas, un año para la recuperación de los bienes inmuebles. Existen indicadores que apuntan a cierto nivel de reactivación, especialmente lo que tiene que ver con inmuebles comerciales y casas familiares de segundo uso.

Pero el vasto campo de la inversión y construcción de nuevos complejos habitacionales, zonas residenciales y la conclusión de obras de gran envergadura que se encuentran paralizadas, parece que seguirán parcialmente activos y a la espera de una señal más clara y contundente de verdadera reactivación.

Optimismo vs. Cautela

Estados Unidos reporta una de las primeras alzas en el sector, con un 5.6% registrado en noviembre pasado en la venta de casas, después de varios meses de indicadores decrecientes, según señaló la Asociación Nacional de Bienes Raíces (NAR por sus siglas en ingles).

En cifras, este porcentaje se traduce en 4.68 millones de casas vendidas en noviembre, contra 4.43 millones registradas en octubre. Aun así, esta cifra no alcanza la reportada para el mismo período en el 2009, que fue de 6.49 millones de inmuebles vendidos, es decir, un 30% más.

Lawrence Yun, vocero de la NAR, dijo: "La venta de casas usadas es un hecho alentador, y la creación de nuevos empleos puede contribuir asimismo, a atenuar el impacto negativo que pudiera generar el aumento en las tasas de interés". Según Yun, el mercado se está recuperando, y existe la posibilidad real de que en el 2011 se alcance un nivel sano y sustentable en el sector. Con precios que rondan los 170.600 dólares por unidad, el país mantiene un inventario de 3.71 millones de casas usadas.

Sin embargo, el profesor Antonio Jorge, titular de la Facultad de Economía de la Universidad de Florida, sostiene que no están dadas las condiciones para hablar de recuperación en el sector inmobiliario.

Según Jorge, las transacciones reportadas por la NAR son favorables pero no suficientes, pues su impacto es sumamente limitado. Para hablar de recuperación "el inventario tiene que disminuir, y tanto la economía como las finanzas y la construcción deben estar alineadas", por lo que el catedrático afirma que será en el 2013 ó 2014 cuando llegue realmente la ansiada recuperación.

América Latina

El panorama para los latinos no se presenta tan optimista, apuntando a la reserva en materia de inversión, pues el año que termina se caracterizó por la inestabilidad política, altos niveles de desocupación y la caída de los precios para la venta, no así para los alquileres.

La enorme cantidad de inventario acumulado, una baja considerable en la demanda, y el aumento de los costos por metro cuadrado de tierra, han provocado una burbuja inmobiliaria, que mantiene los precios a niveles de años anteriores, salvo las llamadas viviendas de interés social.

Algunos expertos consideran que los precios de las viviendas seguirán la tendencia descendiente hasta finales del 2011, mientras otros estiman que este es sólo el principio de una caída que se prolongará al menos hasta el 2015, equiparando los precios con el mercado de 2003 y 2004.

Todo parece indicar que el 2011 no será el año de la recuperación, y será oportuno mantener la cautela tanto por los desarrolladores e inversionistas, como por los propios clientes.

Puntaje: