Huelga en España
Huelga en España

La huelga general de España genera expectación en los propios miembros del Gobierno, quienes se consuelan pensando que los sindicatos no tienen el peso de antes.

“8-J. Huelga servicios públicos. Párate. No a los recortes salariales y sociales” es el lema bajo el que se llevará a cabo la huelga de empleados públicos en España el día 8 de junio. Ha sido convocada por las principales centrales sindicales del país: UGT, CC.OO y CSI- CSIF (Central Sindical Independiente de Funcionarios).

En España hay más de 2.650.000 empleados públicos, y todos están llamados a secundarla como muestra de protesta por la reducción del 5% de su salario, efectuada por parte del Gobierno desde este mes de junio y la congelación del mismo en el 2011.

Según Miguel Borra, secretario nacional de Formación de CSI-CSIF, “no podemos ser los más débiles los que paguemos la factura de la crisis”.

El día 8, alrededor de las 12 del mediodía, se llevarán a cabo distintas concentraciones ante las sedes de las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno de las principales ciudades de las distintas comunidades autónomas. En la capital, los funcionarios establecerán como punto de encuentro el Ministerio de Economía y Hacienda. Por la tarde, también habrá manifestaciones que recorrerán las principales avenidas de las ciudades españolas. Así, por ejemplo, en Madrid partirá a las 18:30, en Valencia a las 19:00 horas, en Santander a las 18:00 horas y así en otros lugares.

Los sectores que secundarán la huelga serán, entre otros: Enseñanza; Sanidad; Seguridad –Policía Nacional y Guardia Civil; Transporte y Justicia. Eso sí, están garantizados los servicios mínimos.

Por el contrario, los funcionarios de los Cuerpos Superiores de la Administración del Estado –que verán reducido su salario en un 15%- no apoyarán la huelga e incluso han organizado una concentración de protesta.

Respuesta ante la huelga

“Me quiero dirigir a los sindicatos y decirles que espero que la respuesta sea proporcionada y no se olviden que hay mucha gente en el paro. Por lo tanto quienes tienen una gran seguridad en el trabajo deben contribuir de forma equitativa, en función de lo que ganen, a este esfuerzo nacional para anticipar la recuperación y volver a entrar en la senda del crecimiento”, así contestaba el ministro de Fomento, José Blanco, al ser preguntado por la respuesta ante la huelga de empleados públicos.

En la misma línea se expresaba el vicepresidente tercero de Gobierno, Manuel Chaves, quien afirmaba: “creo que la gente es suficientemente responsable y madura para comprender que estamos viviendo una situación difícil, y por tanto, asimilarla”.

Ante toda esta situación las organizaciones sindicales no se muestran optimistas de que el paro vaya a ser secundado de manera mayoritaria, Ya que, según ellos, el Gobierno ha utilizado diferentes estrategias para evitar en la medida de sus posibilidades la participación.

Por su parte, Rafael Coloma, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de los Cuerpos de la Administración General del Estado, ha asegurado “ya nadie se fía de UGT y de CC.OO. Ya no tienen el tirón de antes”.

También la opinión pública y distintas organizaciones políticas han expresado críticas sobre la labor realizada por los sindicatos debido a las importantes subvenciones que reciben. Así, María Dolores Cospedal, como portavoz del principal partido de la oposición en España, ha manifestado a los ciudadanos “si no hay sindicatos que sepan defender el derecho de los trabajadores, han de estar tranquilos, el PP puede defenderlos”.

Del mismo modo, Cospedal criticó las medidas implementadas por Zapatero y se preguntaba “¿Cómo es posible que vayamos a tener las mejores aceras y se vayan a congelar las pensiones”, y continuó diciendo “se han gastado 13.500 millones de euros en menos de dos años y ahora hay recortes sociales ¿Cómo es posible que nos haya pasado esto?”.

¿Habrá huelga general tras la de funcionarios?

Los españoles están asistiendo a los mayores recortes salariales experimentados desde el inicio de la democracia.

El gobierno pretende utilizar la respuesta facilitada por la población española en la huelga de funcionarios como método de mediación de asistencia en caso de posible paro general. Así pues, según el Ejecutivo, si la huelga de funcionarios fracasa se puede llegar a evitar la huelga general.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta teoría. A juicio de Luis Collado, experto en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales, “puede suceder que una huelga de funcionarios tenga un seguimiento mediano y a continuación una general se siga ampliamente, como ha sucedido otras veces”.

Homenaje a Baltasar Garzón

Los sindicatos han convocado el mismo día de la huelga de funcionarios un acto en homenaje al juez Baltasar Garzón, como reconocimiento a toda su trayectoria profesional y, sobre todo, a su actuación en la causa abierta por los presuntos crímenes cometidos durante la dictadura. Ante esto, Cospedal -secretaria general del PP- ha calificado esta iniciativa como “disparate” y “atentado clarísimo contra la democracia”.

Al acto acudirán los líderes sindicales, distintos miembros de la dirección socialista y el fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, entre otros.

Puntaje: