arrestado fundador de wikileaks

El día jueves 11 de abril, la policía británica procedió a arrestar al polémico fundador de WikiLeaks, Julian Assange, luego de que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno retirara el asilo al famoso hacker.

En 2012, el entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa le arrojó un salvavidas a Assange, quien temía su extradición a Estados Unidos por la publicación de material confidencial del ejército de ese país en la plataforma WikiLeaks.

Gracias a la ayuda de Correa, Assange permaneció protegido de quienes lo buscaban durante estos últimos siete años.

Sin embargo, la relación entre el activista y el Ecuador cambió con el gobierno de Lenin Moreno, quien sucedió a Correa en el mando del país sudamericano en 2017.

Desde entonces, Moreno ha tratado de marcar distancias con el expresidente, con el que mantiene, desde hace cierto tiempo, duros enfrentamientos que se han visto potenciados por la detención de Assange.

Moreno afirmó en un video difundido por su cuenta de Twitter:

La conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador y, sobre todo, la transgresión de los convenios internacionales, han llevado la situación a un punto en que el asilo del señor Assange es insostenible e inviable.

Moreno se refirió, en particular, a la norma de no intervenir en los asuntos internos de otros Estados y citó la publicación reciente por parte de WikiLeaks de documentos del Vaticano en enero de 2019.

El presidente ecuatoriano afirmó también haber solicitado a las autoridades británicas la garantía de que Assange no sería extraditado a un país en el que pudiera sufrir torturas o pena de muerte.

Correa en desacuerdo

El expresidente de Ecuador y exaliado de Moreno, Rafael Correa, no esperó mucho tiempo para lanzar duras críticas contra el actual mandatario a quien calificó como “el mayor traidor de la historia de Ecuador y de América Latina”.

Lenin Moreno ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julian Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica.

Luego agregó que la medida adoptada por Moreno “pone en riesgo la vida de Assange y humilla al Ecuador”.

Nacionalidad suspendida

Por otro lado, el ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, anunció este jueves pasado que el día anterior al arresto se había suspendido la nacionalidad ecuatoriana de Assange, que fue concedida a finales de 2017, al considerarse que se produjeron irregularidades en su concesión.

Los efectos de la concesión de la nacionalidad ecuatoriana al señor Assange han sido suspendidos el día de ayer (miércoles) por resolución ministerial debido a varias irregularidades encontradas en su trámite y por constituir, por tanto, un acto administrativo lesivo.

De esta manera, suspendida la nacionalidad y retirado el asilo, la embajada de Ecuador permitió el ingreso de la Policía Metropolitana británica a sus instalaciones para que procediera al arresto.