Elecciones en Irak
flickr.com

El representante para Irak de la ONU Ad Melkert afirmó que Irak, con el sufragio del domingo, vive el momento más destacado de su vida política desde que fuera invadida en el año 2003 por las fuerzas angloamericanas.

El registro de votantes asciende a cerca de 19 millones de ciudadanos que intentarán decidir quiénes compondrán el Parlamento de 325 integrantes, mientras, las tropas americanas anuncian su regreso a Norteamérica.

Ya ha votado gran parte de los funcionarios públicos, los reos y los trabajadores de la salud, el resto de la población deberá esperar el próximo domingo para asistir a un “teatro” de libertad democrática en un caldo de avaricia internacional, injusticias civiles, matanzas interminables y la omnipresente intervención de los marines de los EE.UU.

Mientras que la UNAMI (Misión de Asistencia de la Naciones Unidas para Irak) auxilia a la Comisión Electoral Independiente se abren las mesas de votación y en 16 países del extranjero los iraquíes “desterrados” podrán expresar su participación.

La inestabilidad va a continuar

Entre los críticos del gobierno del chií Nuri Al Maliki el suní Al Hashemi declaró su incertidumbre dada la posibilidad de manejos fraudulentos que vulneren la acción democrática en Irak en la consulta próxima.

En este inusual contexto se retira de la candidatura el principal partido suní de la nación árabe. Esto confirma los miedos de Washington que temía una influencia de Irán en los sectores más fervorosos de la población islámica. Al parecer, se está temiendo, entre los observadores del proceso, que el boicot que propone el cuerpo suní y que implicaría la victoria chiita va a dejar tambaleante la legalidad del proceso electoral.

El retiro del partido político mencionado de las elecciones nacionales se debió a las acusaciones hechas por el embajador de los EE.UU. Christopher Hill y el jefe de la Armada, máxima autoridad militar estadounidense en el país, de que los integrantes del panel investigador de candidatos, que revisaron y modificaron la lista, tenían vínculos con Irán. Este panel sacó de la lista a 440 candidatos aduciendo que eran leales al partido Baath, del antiguo régimen de Saddam Hussein.

Violencia desatada

Tres atentados se van contabilizando en las preliminares de este proceso electoral cobrando varias vidas, 12 muertos hasta ahora en un marco de acciones violentas, en clara muestra de disgusto del más importante sector suní contra las medidas de filtro y control arbitrario sobre las listas de candidatos.

No hay alternativas, si así se ven las cosas “desde dentro” suena a cuento esta democracia “impuesta a la fuerza” y que no convence a nadie.

Por otro lado, pese a un rebrote de la hostilidad extremista musulmana contra personas del credo cristiano, el representante de la Iglesia en Irak, Cardenal Emmanuel III Delly, les pidió a todos los iraquíes que realicen el sufragio para bien del país.

  • La violencia se incrementaría tras el retiro del importante grupo suní
  • La representatividad del sector chiita no sería genuina
  • El efecto de tales reacciones postergaría la salida de los marines norteamericanos del lugar

En este orden de cosas uno se pregunta:

¿Quién cree aun en “la desinteresada intervención norteamericana?

Los escuadrones de la muerte que operan en Bagdad han realizado matanzas verdaderamente crueles. Esto se desprenda de las declaraciones hechas por trabajadores de la morgue, lugar infernal donde abundan los llantos y el olor denso de la putrefacción.

Los empleados de la morgue se han mostrado perplejos ante la saña y sadismo que muestran los cuerpos asesinados por los comandos de la muerte. Los cadáveres se amontonan, los no identificados no se sepultan hasta pasado unos días, el municipio ya no da abasto con el transporte de cuerpos y las masacres continúan.

La mayoría de los ejecutados son hombres, por lo general con las manos atadas a la espalda, los ojos encintados y baleados en la cabeza. Mueren más iraquíes en un mes que los norteamericanos muertos desde el comienzo de la invasión, hace 7 años.

Los intereses reales

No hay razón para que el dialogo nacional iraquí continúe en los programas de naciones extranjeras, dijo el vocero del partido Haidar al-Mullah.

Aunque la atención de la comunidad internacional está pendiente de otras cosas, Edward Burke, analista, escritor e investigador del tema, opina que los problemas reales de Irak siguen presentes, sin haber notado ningún progreso.

A su vez se percibe el fracaso de la estrategia de la UE para habilitar a Irak a la vía democrática. La presencia de la UE en la región es prácticamente inoperante y su “acompañamiento” durante todavía se está esperando. Sin duda será necesaria un alianza entre, al menos, 3 partidos para el próximo ejecutivo en Bagdad.

Si bien la mayoría de los excluidos eran sunís también había algunos chiitas, entre ellos. Sin embargo, fueron los suní los más perjudicados por la comisión investigadora.

¿Quién gana con todo esto?

Irak centra un punto “neurálgico” en Medio Oriente y ciertamente es riesgoso para el bloque europeo la proximidad de una guerra en el Golfo Pérsico.

La inestabilidad política de la región ha comprometido históricamente a Europa en el asilo de refugiados en el continente llegando al límite tolerable en varios países del conglomerado europeo.

No debemos olvidar que Irak posee la tercera reserva mundial de combustible fósil siendo mínima aun la explotación en proporción a las existencias de petróleo. Esto hace muy atractiva la opción de asociarse con Irak ya que no es muy abundante la presencia de países ricos en energías entre los socios del bloque europeo.

Se necesita la presencia de una UE más dinámica en Medio Oriente, el bloque europeo está dejando pasar oportunidades imperdibles en lo que respecta a las relaciones internacionales de impacto favorable a su economía.

Formar una comisión profesional, capaz de supeditar una misión de verificación y apoyo en este proceso actual de consulta al pueblo, podría ser una idea brillante y simbiótica ya que Irak necesita una supervisión más heterogénea y la UE tiene serios y urgentes problemas energéticos.

Así mismo vemos que la coyuntura política de la región perjudica a Siria, aislándola del bloque y deja “helado” al sistema político y social “obsoleto” y retardado de Arabia Saudita.

Teherán, por su parte, va tomando clara conciencia del rodeo y “acorralamiento” del que es objeto su gobierno, del acoso por sus existencias petroleras, cuestión que redunda en un aceleramiento de su programa nuclear.

Hay ingenuos que aplauden la intervención desastrosa y arbitraria de las potencias militares, que siguen hablando de las jamás halladas “armas de destrucción masiva” y que hasta ceden sus bases para permitir el asentamiento del ejército mercenario con mayor capacidad de desastre y sin otro patrón que el dinero.

Puntaje: