El número de inmigrantes que residen en Estados Unidos va en aumento cada día, y una buena porción de este sector, carece de documentos que les permitan incorporarse al Seguro Social, y acceder a una serie de programas públicos y privados. No obstante, ante la evidente necesidad de controlar de alguna manera la estadía en el país, y permitir la adquisición de bienes y servicios, el gobierno federal contempla otros mecanismos como el Número de Identificación Personal del Contribuyente, ITIN (por sus siglas en ingles).

Si bien, este número ha sido utilizado desde su creación solo para efectos fiscales por parte del gobierno, desde hace unos años, algunos bancos y entidades financieras decidieron otorgar préstamos y tarjetas de crédito a las personas con ITIN, como una forma de ampliar el mercado y asegurarse un nicho altamente productivo, que con el tiempo se ha consolidado como la más amplia de las minorías.

Los extranjeros son los más afectados

Sin embargo, los problemas económicos y la falta de empleo, han afectado a una gran cantidad de deudores, que buscan alternativas para hacer frente a los compromisos, sin perder los bienes adquiridos. Una de esas alternativas es la consolidación de deudas.

La consolidación de deudas consiste en reunir todas las cuentas, en una sola, que se pagará mensualmente, con un monto inferior a la suma de todos los pagos pendientes, lo que permite al deudor recuperarse económicamente y cumplir con los compromisos contraídos.

¿A qué tipo de deudas aplica?

  • Deudas por gastos médicos
  • Cheques devueltos
  • Tarjetas de crédito
  • Tarjetas concedidas por tiendas y almacenes
  • Préstamos personales

Documentos mínimos necesarios para tramitar una consolidación de deuda

  • Número de ITIN
  • Relación de gastos mensuales con soportes de los servicios y facturas
  • Constancia de ingresos estables
  • Fiador (que se haga responsable de la deuda), o una garantía (bienes inmuebles, auto, equipos)

Algunas ventajas que ofrecen los planes de consolidación de deudas

  • Se adaptan a las necesidades particulares del deudor
  • Disminuyen el monto de los pagos mensuales
  • No se limitan a una sola entidad, puede accederse a varias ofertas del mercado
  • Son de libre escogencia, la persona puede optar por el plan que ofrezca mejores condiciones
  • Se hace un solo pago mensual, lo que da una sensación de seguridad al deudor, y le permite organizar mejor el presupuesto para gastos familiares, de alimentación, entretenimiento y otros

Pensar bien antes de tomar una decisión

La consolidación de deudas puede representar en ocasiones, la solución más rápida y efectiva para salir de una crisis financiera y preservar los bienes, sin embargo, hay algunos aspectos que se tienen que considerar antes de tomar la decisión de acogerse a este plan.

Desventajas de la consolidación de deudas

Es necesario que todas las cuentas se encuentren al día. Si existen atrasos, aun cuando sea en una sola de las cuentas, es posible que la entidad no tramite la consolidación. Además:

  • Hay un recargo en las deudas ya existentes, pues cualquier entidad financiera cobra una comisión por gestionar el plan
  • Se ve afectado el puntaje crediticio, lo que es una mala referencia para extranjeros que recién comienzan a crear un historia financiero en el país
  • Los bajos intereses demuestran el poco riesgo que corre el ente financiero, cuya verdadera estrategia puede ser quedarse con los bienes del deudor
  • Un solo atraso en el pago mensual, puede ocasionar la cancelación del plan
  • La extensión de la deuda en plazos mayores con sus intereses, significa que el deudor terminará pagando mucho más dinero
  • Muchas personas no terminan de cancelar totalmente el programa, pues la mayor parte del monto mensual se abona al pago de intereses. Las personas perciben que nunca terminarán de pagar y abandonan
  • La experiencia refleja que la única manera de saldar las deudas, es cambiar los hábitos de consumo. La consolidación de deudas es solo una solución coyuntural, para un problema financiero mucho mayor
  • El proceso puede llevar un tiempo considerable, incluso años, exponiendo a los deudores a demandas, juicios y medidas de embargo. Los extranjeros pueden ver afectadas sus solicitudes de residencia ante cualquiera de estas medidas

Recomendaciones finales

Si se opta por gestionar un plan para la consolidación de las deudas, debe escogerse muy bien la entidad financiera. Existen actualmente más de 3.500 denuncias de falsas empresas que ofrecen este servicio de manera fraudulenta, por lo que se recomienda acudir a aquellas entidades reconocidas, como bancos y financiadoras con sólida trayectoria. Las siguientes señales alertan sobre posibles fraudes:

  • Anticipo de honorarios de montos elevados: las falsas empresas saben que será el único desembolso que lograran obtener de un deudor, por lo que procuran que la cifra sea alta
  • Ofrecimientos excesivamente optimistas: algunas empresas prometen reducir la deuda hasta en un 50%, o un período muy corto para solucionar la totalidad de la moratoria
  • Resultados ofrecidos antes de hacer un estudio del caso: los estafadores describen los resultados positivos para el cliente como una forma de convencerlo, sin abordar previamente ninguna información financiera

Cuando las personas se encuentran en una grave situación de endeudamiento, deben acudir en busca de ayuda profesional, de manera especial, cuando son extranjeros, y están en proceso de gestionar la residencia o algún permiso de trabajo. Los expertos pueden ayudar a diseñar un plan realista y efectivo, con el que se salden las cuentas, y se mantenga y mejore la referencia crediticia. Existen organizaciones sin fines de lucro que se encargan de prestar ese tipo de ayudas.


Fuentes:
http://www.irs.gov/individuals/article/0,,id=96287,00.html
http://www.bbb.org/us/article/bbb-recibe-quejas-contra-el-auge-de-empresas-de-consolidación-de-deudas-19273
Puntaje: