Saber qué seguros son los que se necesitan

La falta de conocimiento acerca de los seguros que se deben tener hace que muchas veces una persona se equivoque en estos temas, al punto de asegurarse por más o menos de lo que debe. Si bien es cierto que hay muchas formas de saber si la cobertura de seguros que se posee es la adecuada, lo mejor que puede hacerse es plantearse 7 preguntas específicas, las que ayudarán a solucionar esta tremenda incógnita que todos tienen.

1

¿Casado o divorciado?

Dependiendo del estado civil de cada persona, el tipo de seguro va a cambiar, por lo que preguntarse esto es importantísimo.

2

¿Se han tenido hijos?

La protección de los seguros cuando se es soltero, es mucho más sencilla que aquella que debe además cubrir los posibles accidentes o inconvenientes que involucran a los hijos, por ello cuando se cambie de estado civil o se tengan hijos (dependientes), hay que verificar de inmediato la póliza de seguro para ver cómo actúa ésta cuando la situación cambia.

3

¿Hijos adolescentes?

Cuando se tienen hijos adolescentes y éstos pueden sacar licencia para conducir, hay varios descuentos para las pólizas de seguro que pueden adquirirse, por ello es importante que haya un asesoramiento adecuado en este aspecto para ver cuáles son los seguros para autos más convenientes y los carros más adecuados.

4

¿Hemos cambiado de trabajo?

Los seguros siempre son necesarios, pero hay que tener en cuenta cuánto se está pagando y qué tipo de trabajo se está llevando a cabo. Si hemos cambiado de trabajo (faenas más peligrosas por ejemplo) o nuestra remuneración ha variado (para bien o para mal), hay que hacer una revisión de los seguros que se poseen, pues es bastante probable que estemos pagando más o menos de lo que deberíamos por una cobertura adecuada.

5

¿Remodelación de la casa?

El seguro para el hogar es típico en Estados Unidos y muchas otras partes en el mundo, pues como ya lo hemos dicho en otras oportunidades, un inmueble es uno de los bienes más importantes que tiene una persona. El problema que acarrea una remodelación -más allá de tener que invertir mucho tiempo en pensar qué queremos hacer con la casa- está en que el valor de esta cambia y con él también el seguro. ¿Ya revisamos el seguro? Si no lo hemos hecho, hay que hacerlo. Es muy probable que luego de la remodelación haya que asegurar por otro monto la propiedad si se quiere estar debidamente cubierto ante cualquier problema.

6

¿Vamos a comprar una propiedad?

Quien piense en comprar una propiedad, deberá averiguar en el mismo acto cuánto es lo que cuesta asegurarla, ya que al ser uno de los bienes más importantes en el patrimonio de cada persona (por el gran valor que implica obtenerla), es preciso protegerla de todas las formas que sean posibles. Actualmente la forma más inteligente de asegurar esa gran inversión es mediante un seguro que cubra debidamente el valor de la propiedad.

7

¿Objetos de valor?

Los objetos de valor no siempre están protegidos por los seguros más generales que uno puede obtener, caso por ejemplo similar a lo que ocurre con los seguros de inundación, que deben adquirirse por separado al de otros que cubren la propiedad den general. Si tenemos cosas de valor o adquirimos eventualmente cosas de este tipo, hay que asegurarlas rápidamente.

Puntaje: