Cancelar una tarjeta

Es importante conocer el procedimiento a seguir para efectuar la cancelación de su tarjeta de crédito sin que la pérdida de antigüedad y el cierre de posiciones perjudique su calificación crediticia.

Todas las economías que se han enfrentado durante los dos últimos ejercicios a la mayor crisis financiera de la historia, cuentan con aspectos concordantes. Uno de ellos es la imposibilidad de hacer frente a las deudas adquiridas, lo que hace que el endeudamiento de al traste con cualquier economía doméstica y se vivan situaciones que pueden derivar en la pérdida de todo lo conseguido y la obligación de vivir una situación de exclusión social.

Ciertamente resulta dramático, pero es una realidad que conviene tener presente cuando se acceden a fórmulas de financiación para la adquisición de bienes o servicios o incluso, el pago de los gastos básicos mensuales.

Durante los últimos 12 meses se ha observado una tendencia creciente por parte de los usuarios a la eliminación de cualquier instrumento financiero que suponga el mantenimiento de deudas vigentes. Principalmente, las tarjetas de crédito han sido grandes damnificadas de la crisis, economías como la estadounidense han vivido la contracción de su actividad más notoria desde 1943 acumulando a comienzos del segundo semestre de 2009 un porcentaje superior al 11% de la mano de la tasa de desempleo.

En un escenario como este en el que las pérdidas propiciada por los impagos han supuesto el cierre de 89 entidades financieras en Estados Unidos desde que estalló la crisis y un ratio de morosidad superior al 4,45%, son cada vez más los titulares que deciden cancelar su tarjeta de crédito.

Un procedimiento complejo

Sin embargo, es conveniente tener presente el impacto que puede suponer en su historial de crédito la cancelación de una tarjeta si no se siguen una serie de pasos muy concretos.

La información recogida en su historial de crédito permanece visible y pública por un periodo de 10 años tras la cancelación e cualquier posición financiera cerrada de forma favorable, mientras que cualquier posición cerrada en situación de impago, puede llegar a permanecer por periodos superiores a los 15 años, complicando en extremo el acceso a nuevas fuentes de financiación una vez saneada su economía.

Cierres con saldo cero

La única forma de cancelar una tarjeta de crédito en condiciones óptimas que no supongan un detrimento de su calificación crediticia, es asegurándose de tener un saldo 0 en sus tarjetas activas.

Antigüedad, clave en el historial de crédito

Otra de las premisas fundamentales a tener en cuenta en la antigüedad de la tarjeta de crédito, ya que esta es una de las fuentes de calificación crediticia más potentes. Si usted pretende cancelar una tarjeta de crédito para abrir otra posición que le resulte más rentable aprovechando los periodos introductorios de interés 0 en transferencia de saldos, debe evaluar previamente cómo afectará la pérdida de antigüedad a su historial de crédito.

Cerrar una cuenta antigua supone una anotación negativa en términos de riesgo que debe ser evaluada previamente.

Procedimiento de cancelación

Si finalmente decide cancelar una cuenta y/o una tarjeta de crédito, el primer paso es contactar con el número de teléfono que está detallado en su tarjeta.

Deberá liquidar cualquier saldo pendiente de la misma. En este sentido es importante que sepa que, ante esta situación, el prestamista puede aplicar una tasa de interés más elevada a las posiciones pendientes que la que venían aplicándole y usted deberá liquidar el saldo y los intereses aplicados con carácter previo a la cancelación.

Solicite la cancelación por escrito, es el único resguardo con el que cuenta para demostrar que la decisión de cancelar la tarjeta de crédito fue suya y no de la entidad, lo que minimiza los riesgos de perjudicar su calificación crediticia.

Si está pensando solicitar un préstamo o una hipoteca deberá evaluar la posibilidad de aplazar la cancelación de su tarjeta de crédito hasta haber firmado sus nuevas pólizas, un trámite en marcha de cancelación de tarjeta que aún no ha finalizado podría retrasar la concesión por parte de los bancos mientras la posición no aparezca cerrada completamente en su historial.

Como recomendación final, haga acopio de todas sus reservas de paciencia, la cancelación de una tarjeta de crédito puede tardar varios meses en reflejarse en su historial de crédito.

Puntaje: