Cambios en instituciones financiera como consecuencia de la Ley Card
flickr.com

La nueva normativa de tarjetas de crédito llegará en el mes de febrero sentando las bases para mantener protegidos de los abusos bancarios a los titulares. Pero hasta entonces, precaución.

Las empresas emisoras de tarjetas de crédito están creando distintas fórmulas para minimizar las pérdidas de ingresos, provocadas por la crisis económica y la morosidad inherente al crédito.

Las fórmulas establecidas por bancos y entidades y cómo protegerse frente a ellas son:

Pagos elevados y tasas de interés

Los periodos introductorios se reducen y las tasas de interés variables se reemplazan por tasas a tipo de interés fijo, adicionalmente se aumentan los tramos de interés aplicados a los diferentes cargos.

Tomando como ejemplo la tarjeta de crédito de Chase, únicamente en el mes de junio y, sin previo aviso a los titulares, incrementó su tasa de interés del 5,99% al 12,99%

Más cargos por los mismos servicios

Bank of America, incrementó sus cargos por transferencias de saldo del 3% al 4% en el mes de julio y los cargos por anticipos de efectivo por más de un 5%.
Well Fargo Financial incluyó un cargo del 3% adicional a su transferencia de saldos y un cargo fijo de 35 dólares para su tarjeta de débito.

Menor crédito, menor riesgo

Un 30% de las entidades emisoras y comercializadoras de tarjetas de crédito en USA han reducido a la mitad los límites de crédito. Para cuentas corrientes con saldos medios de 4.000 dólares, los límites de crédito se han reducido a la mitad, por lo que la utilización del crédito se reduce al 80%. De esta forma las entidades reducen su riesgo y usted reduce el puntaje de su historial de crédito.

Esta acción es muy delicada, ya que una reducción unilateral y arbitraria de los límites de crédito podría suponer que, ante una solicitud de tarjeta o de préstamo, su tipo de interés se elevaría, debido a la reducción del límite que queda registrado en su historial de crédito.

La única alternativa ante esta situación y, hasta el mes de febrero ya que la nueva Ley Card prohíbe la modificación de condiciones arbitrarias y sin previo aviso, es que usted mantenga saldos bajos en su cuenta corriente. De esta forma reducirá el impacto en su historial de crédito de un cambio en las condiciones.

Recuerde que para minimizar el impacto de este tipo de fórmulas, con las que las entidades se cubren frente al descenso de los ingresos, la única alternativa es permanecer atento a sus extractos bancarios. Solicite por escrito a su banco información previa de cualquier acción que afecte a sus tarjetas de crédito.

Puntaje: