Ventajas de las tarjetas de crédito
Flickr.com

Conviene destacar que las tarjetas de crédito bien utilizadas, fueron históricamente grandes aliados de los nuevos negocios y de las economías financieras.

Este es un aspecto de gran importancia ya que pese a la situación actual, las tarjetas de crédito pueden ser una importante herramienta financiera para el control de nuestros gastos, sin olvidar -también- su eficacia para la seguridad.

Ventajas de las tarjetas de crédito

En la economía pre-crisis las tarjetas de crédito perdieron su objetivo inicial de medio de pago seguro y facilitador de la gestión de los gastos y se convirtiendo en símbolos de opulencia de la sociedad en EE.UU.

Es el momento por lo tanto de rescatar los beneficios económicos que pueden aportar las tarjetas de crédito.

Para empezar, un crédito a 30 días, esto significa que se puede contar con un crédito instantáneo sin costos ni intereses siempre que su historial de crédito sea bueno.

Adicionalmente, la seguridad es un aspecto relegado pero fundamental inherente a las tarjetas de crédito. Los medios de pago protegen del riesgo de desplazarse con grandes cantidades de dinero en efectivo y todas ellas cuentan con pólizas de seguros incorporadas que le protegen del fraude y el robo, así como de accidentes y viajes.

Rapidez y flexibilidad, otros dos conceptos fundamentales e inherentes al dinero de plástico, rapidez para acceder a dinero en efectivo a través de cajeros automáticos, facilidad para pagar cualquier adquisición y/o servicios. Permiten acceder al pago de reserva de hoteles, viajes, alquiler de autos, etc.

El control de sus gastos a través de su estado de cuenta es una de las ventajas de las tarjetas de crédito que deben destacarse

Economía y tarjetas, grandes ventajas casi olvidadas

Pero, no todo son ventajas individuales para los titulares, las tarjetas de crédito son instrumentos diseñados para minimizar los costos económicos de la sociedad en su conjunto, si bien es cierto que éste es un aspecto sobre el que no se reflexiona mucho.

  • Para los clientes: El gasto de la formalización de la línea de crédito es muy reducido, adicionalmente se trata de una fórmula de financiamiento de concesión rápida
  • Para los emisores: Los gastos son muy reducidos ya que la infraestructura corresponde a las entidades emisoras, por lo que es menos costoso que la gestión de las transacciones con cheque o con dinero en efectivo
  • Y por último, una figura importantísima en la reducción de los costos económicos para la sociedad en su conjunto gracias a las tarjetas de crédito, los afiliados; que vieron cómo se optimizaban sus márgenes operativos gracias a la reducción de costos que implica el hecho de tener menos gastos y menos burocracia

Si fusionamos estos tres agentes fundamentales, llegamos a una reducción para las autoridades monetarias de las sociedades que, incurren en gastos menores gracias a una menor circulación de dinero físico.

Conclusiones, viendo el lado positivo del dinero de plástico

Con independencia de los niveles de endeudamiento a los que se enfrentan las familias, empresas y autoridades gubernamentales, con motivo de la crisis económica global, las tarjetas de crédito son uno de los grandes avances en términos de ahorro y prevención, para las sociedades.

Únicamente a través del control de su economía, podrá aprovechar estas ventajas y optimizar al máximo su dinero de plástico.

Puntaje: