Tipos de interés hipotecarios
Tipos de interés hipotecarios

Un préstamo hipotecario es una obligación que le acompañará durante un periodo que comprende entre 15 y 30 años de su vida, por lo que resulta fundamental conocer detalladamente el significado de todas las variables inherentes a la operación y la aplicación de las mismas en su préstamo hipotecario.

Tipos de hipotecas

  1. Hipoteca con tasa de interés fija: Préstamos que siempre tienen el mismo tipo de interés con independencia de las fluctuaciones de las tasas
  2. Hipotecas con tasa de interés ajustable: Préstamos a interés variable

1. Hipotecas de interés fijo

Este tipo de préstamos están gravadas con un tipo de interés fijo que permanece invariable durante todo el periodo de amortización del préstamo. Son hipotecas mas accesibles y están pensadas para personas que se plantean la adquisición de su vivienda habitual y en escenarios de inestabilidad económica, durante los cuales, los tipos de interés pueden experimentar altos y bajos.

Generalmente, el plazo de amortización de las hipotecas de interés fijo se sitúa entre los 15 y 30 años, con tasas de interés oscilando entre el 4% y el 6% en función de la entidad y del plazo de amortización elegido. Es importante que sepa que, a menor número de años, más baja será la tasa de interés y mayor la cuota mensual resultante.

La ventaja principal de este tipo de hipotecas, radica en que son estables e invariables en el tiempo, lo que le permite un mayor control de su economía personal y una ayuda para mantener sus finanzas en orden.

Como desventaja principal está el hecho de permanecer igual aunque las tasa de interés experimenten descensos.

2. Hipotecas con tasa de interés variable

Este tipo de préstamos hipotecarios son los que se conocen como hipotecas de interés ajustable. Están sujetos a las fluctuaciones de los mercados y generalmente contemplan tasas iniciales más bajas.

El tipo de interés se revisa semestral o anualmente en la modalidad de revisión mixta o lo que es lo mismo; durante un periodo inicial de cinco años, las revisiones se llevarán a cabo semestralmente y, a partir del sexto, cambiarán a revisiones con periodicidad anual.

Las tasas de interés están sujetas a límites máximos por lo que habitualmente el APR no experimenta ascensos por encima del 2% con cada revisión, a esta situación se la conoce como techo hipotecario o cap en inglés.

Las hipotecas de interés variable, están vinculadas a un indicador financiero denominado Treasury Bill, equivalente al Euribor para Europa.

Conclusiones sobre hipotecas según el tipo de interés

La decisión sobre la elección de una hipoteca a interés fijo o una hipoteca a interés variable, está determinada por las circunstancias financieras de cada economía. Le recomendamos que estudie con su asesor financiero todas las circunstancias que rodean a su préstamo hipotecario basándose en sus finanzas a fin de determinar qué tipo de hipoteca se ajusta más a sus necesidades.

Puntaje: