5 estrategias para conllevar a un jefe estricto, perfeccionista e incisivo

Peleas con el jefe

Todos hemos tenido un jefe que se ha convertido en nuestra sombra y llegamos a pensar que tiene algo en contra de nosotros. Para poder llevar estas situaciones y no enloquecer en el intento, hemos recopilado 5 estrategias para esta tan cotidiana situación.

No tomar las críticas como ataques personales

Aunque parezca difícil hacerlo es una manera muy sencilla de no sentir estrés ante las constantes críticas del jefe. Si tu jefe reiteradamente te critica, no mezcles las emociones en esta situación, tómalo como lo que realmente es, una crítica de trabajo. Nunca la lleves al plano personal.

Nunca responda a sus diatribas

Debe tener claro que usted es un trabajador y que responder a su jefe puede resultar perjudicial a su propio puesto de trabajo; recuerde que si usted responde el jefe tendrá la última palabra así tenga o no tenga la razón. Manténgase tranquilo, busque apoyo en otros superiores si siente que está siendo juzgado injustamente, tome el problema de distintas perspectivas, pero nunca entre en una pelea en el mismo campo con su jefe.

Alimentarse de críticas positivas de otras fuentes

No todas las críticas son malas, también existen las “críticas constructivas”. Así que si su jefe se deshace en criticarlo, busque nuevas críticas de otras fuentes. Así tendrá una visión más clara de su trabajo, cotejando todas las opiniones y críticas de todas partes y de todas las perspectivas.

No sufra en silencio

Si es punto de constantes ataque de parte de su jefe, lo mejor es compartir este problema con sus demás compañeros de trabajo pero sin un tono de “víctima”. Quizá la solución está más cerca de lo que usted cree y alguien más puede saberlo, pero que esto suceda debe compartir esos “roces” con su jefe.

Nunca se rinda

Muchas veces los jefes abusan en las críticas para obtener una posición sumisa de sus trabajadores. Enfóquese en su trabajo, no decline ni pierda el control; sea insistente en sus idea y trate de mejorar. Tápele la boca al jefe con su trabajo y su desenvolviendo.

Nota importante: Artículo basado en los comentarios de Alan Cavaiola, profesor de consejería psicología de la Universidad de Monmouth, co-autor del libro “Please: How to Deal With Perfectionist Coworkers, Controlling Spouses, and Other Incredibly Critical People”

Agregar comentario