Las mujeres mas poderosas en política
(Izquierda) Bidhya Devi Bhandari, Presidente de Nepal; (derecha superior) Kersti Kaljulaid, Presidente de Estonia; (derecha inferior) Ellen Johnson-Sirleaf, Presidenta de Liberia.

“En las sociedades donde los hombres están realmente seguros de su propio valor, las mujeres no son sólo toleradas sino valoradas” dijo Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nóbel de la Paz en 1991 y, actual consejera de Estado de Birmania, desde el 6 de abril de 2016.

En palabras del jurado, Aung San Suu Kyi, se merece este premio principalmente por su lucha por la defensa de los derechos humanos y su apoyo al despertar la conciencia democrática, llegando incluso a poner en riesgo su persona.

Legislación internacional sobre mujeres

Nos acercamos al origen de la legislación internacional sobre mujeres.

En 1948, las Naciones Unidas aprobaron la Declaración de los Derechos Humanos. Ésta, en su artículo 21, confirma el derecho de las mujeres al voto y su acceso a cargos públicos. Y lo hace con estas palabras:

  1. “Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos”.
  2. “Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país”.

La voluntad del pueblo se expresa mediante elecciones auténticas, celebradas periódicamente por sufragio universal y con voto secreto. Estamos ante el sistema democrático.

La mujer y su lucha por el poder

Aunque aún no se puede hablar de paridad hombres-mujeres en política, en los últimos años la presencia de mujeres, se ha incrementado.

En la actualidad, diez mujeres en el mundo ostentan el cargo de Presidenta:

  • Michelle Bachelet - Presidente de la República de Chile
  • Marie-Louise Coleiro Preca - Presidente de Malta.
  • Kersti Kaljulaid - Presidente de Estonia.
  • Kolinda Grabar-Kitarović - Presidente de Croacia.
  • Hilda Heine - Presidente de las Islas Marshall.
  • Dalia Grybauskaitė - Presidente de Lituania.
  • Ellen Johnson-Sirleaf - Presidenta de Liberia.
  • Ameenah Gurib-Fakim - Presidente de Mauricio.
  • Bidhya Devi Bhandari - Presidente de Nepal.
  • Tsai Ing-wen - Presidente de la República de China (Taiwán).

Mujeres que ejercen de primera ministra son:

  • Angela Merkel - Canciller de Alemania
  • Sheikh Hasina - Primer ministro de Bangladés
  • Saara Kuugongelwa - Primer ministro de Namibia
  • Erna Solberg - Primer ministro de Noruega
  • Beata Szydło - Primer ministro de Polonia
  • Theresa May - Primera ministra del Reino Unido

En cuanto a los parlamentos, la proporción de las mujeres de 1997 a 2017 se ha duplicado en los últimos 20 años. Se ha incrementado de manera notable. Y facilitamos datos:

  • En los parlamentos de Ruanda y Bolivia imperan las mujeres sobre los hombres.
  • En países como Islandia, Nicaragua, México, Finlandia, Sudáfrica, Senegal, Cuba, Namibia y Ecuador las mujeres representan el 40%.
  • También existen países como Yemen en los que no hay ninguna mujer en sus escaños.
  • En este año 2017, el 39% de los asientos del Congreso de España y 38% del Senado está ocupado por una mujer.

Tal vez debamos preguntarnos al hablar de equiparación. ¿Tiene sólo que ver con el género y lo que ser mujer ha representado hasta ahora? ¿tiene que ver con esa designación de cargos dependiendo de género? o ¿también con otros aspectos como ambición, responsabilidad, saber qué se quiere y qué se está dispuesto a sacrificar…?

Algunas características de las mujeres en el poder

  • Compromiso con el propio trabajo
    Asumen responsabilidades, tanto en momentos complicados como exitosos. Hacen bien su trabajo y son consecuentes con él.
  • Humildad
    A pesar de lo que el público ve, también hay sombras en el duro camino de la política. Afrontan los momentos duros, sin venirse abajo ni darse por vencida.
  • No decaen ante las dificultades
    Son mujeres que no tiran la toalla ante la primera dificultad o pérdida de ilusión.
  • Disciplina
    Se caracterizan por su persistencia, disciplina, paciencia, capacidad para manejar la crisis y salir adelante, a pesar de los problemas.
  • Ambición
    Escalan posiciones a nivel laboral, en ocasiones superan a su propia pareja.
  • Nivel formativo y educativo alto
    Lo consideran fundamental para desenvolverse en ambientes duros y competitivos. Administración, leyes, economía, son materias fundamentales que dominan, aunque también se rodean de cualificados asesores.
  • Capacidad de emprendimiento
    Muchas veces antes han sido mujeres emprendedoras al frente de compañías. Valoran su labor y el crecimiento en su labor profesional.
  • Conocimiento tecnológico alto.
Puntaje: