Foto de Carolina Velasco

Préstamos a día de pago, precauciones y riesgos

Una fórmula de financiamiento que se presenta como atractiva por la rapidez de su concesión y la ausencia de trámites pero que, si no toma precauciones, puede ser una trampa mortal para su historial de crédito.
Prestamos
Flickr.com

Si bien es cierto que los datos macroeconómicos aún ponen de manifiesto una situación delicada en términos de recuperación económica, también lo es que el sistema financiero en su conjunto ha optado por iniciar la reactivación de la economía abriendo de nuevo el acceso al financiamiento.

Mientras Wall Street arrastraba a la baja a las bolsas del mundo durante el cierre del mes de marzo al conocerse los datos de desempleo en Estados Unidos, los bancos ponían de manifiesto en sus cifras trimestrales, un leve incremento de la demanda de créditos y préstamos por parte de particulares y empresas.

Una de las modalidades de préstamos que cuenta con un acceso más fácil y rápido, son los denominados préstamos a día de pago.

¿Qué son los préstamos a día de pago?

Este tipo de préstamos contemplan la posibilidad de obtener de forma rápida y sin trámites burocráticos, el financiamiento requerido a cambio de la entrega de un cheque en garantía por el importe solicitado más el APR aplicado por el prestamista.

El prestamista cuenta con el cheque que le cubre el préstamo en su totalidad, y el prestatario sabe que al terminar de amortizar el préstamo, el cheque le será devuelto.

Precaución: fáciles y… muy costosos

Este tipo de préstamos de fácil obtención cuentan con un hándicap de vital conocimiento; el tipo de interés que se aplica es muy superior a los préstamos tradicionales.

Los préstamos de día de pago se constituyen como una de las fórmulas de financiamiento más costosas que existen en el mercado.

El análisis de la economía familiar y las proyecciones futuras en términos de solvencia y liquidez, son fundamentales antes de optar por una fórmula de financiamiento que puede transformarse en una trampa mortal para su historial de crédito.

Tipos de interés elevadísimos y cuotas por importes mucho más altos de lo habitual, requieren un análisis exhaustivo previo.

Evalúe si podrá retrasarse en el pago de alguna cuota, si cuenta con un periodo de carencia y, sobre todo, analice otras alternativas que sean menos costosas.

Debe saber que tipo de interés medio que se aplica a este tipo de préstamos, supera el 25%.

Adicionalmente los préstamos a día de pago, cuentan con un plazo para amortizar la deuda muy reducido por lo que el importe de las cuotas mensuales suele resultar muy elevado.

Pongamos un ejemplo

Usted solicita un préstamo a día de pago de 500 dólares para ser amortizados en 45 días.
El prestamista le cobrará un 25% de tipo de interés, por lo que usted deberá hacer un cheque de 625 dólares. Esto supone que pagará 125 dólares de interés.

Precauciones antes de solicitar un préstamo a día de pago

  • Asegúrese que el prestamista cuenta con la licencia correspondiente para conceder financiamiento
  • Compruebe en el mercado las ofertas de otros prestamistas, existen uniones de crédito que cuentan con APR más reducidos
  • Solicite únicamente aquello que pueda pagar en el plazo establecido y con las cantidades netas de su salario fijo sin contar con partidas que no son seguras
  • Solicite únicamente un préstamo y no pida más hasta haber amortizado al primero
  • Contemple en su presupuesto familiar una partida para imprevistos o gastos inesperados antes de establecer su capacidad de ahorro

¿Qué dice la Ley?

Si después de tomar todas las precauciones mencionadas, usted necesita acceder a un préstamo a día de pago, debe conocer los derechos que usted tiene frente a la legislación vigente.

  • La ley establece un plazo de 24 horas para cambiar de opinión sin que deba pagar por ningún concepto
  • Solicite por escrito el detalle de todos los costos implícitos en el préstamo
  • Establezca un plan de pago y logre el acuerdo por escrito con el prestamista
  • Debe saber que pagar un préstamo con uno nuevo del mismo prestamista puede ser considerada una fórmula ilegal

Conclusiones

Los préstamos a día de pago o préstamos contra cheque de sueldo como son conocidos también, están regulados por el DFI, Departamento de instituciones financieras. Esta institución regula a bancos, uniones de crédito y prestamistas individuales. Su función principal es proteger al cliente, recibir las quejas y evitar los fraudes.

Si está pensando acceder a un préstamo a día de pago o tiene uno y se le presentan dudas o, simplemente considera que está siendo víctima de un fraude, puede contactar con el DFI a través de la línea telefónica gratuita 1-877-746-4334 o en el portal de Internet al dfi.wa.gov.

Fuente: DFI

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.