Apple
Apple

Estados Unidos es uno de los países con mayor carga fiscal en el mundo, producto de esto es que en dicho país se pueden hacer tantas cosas y a la vez se entiende el por qué las grandes empresas presentes allí prefieren contratar mano de obra en países extranjeros para muchas de sus creaciones. Con todo, Apple ha saltado a la palestra producto de lo habilidad de la que se han valido para “disminuir el gasto fiscal” de sus millonarios ingresos ¿lícito o ilícito? Cada quien deberá juzgar en vista y considerando los antecedentes.

La estrategia de Apple ha sido sencilla, comenzó a abrir innumerables filiales en diferentes parte del mundo (Luxemburgo, Islas Vírgenes, Países Bajos, Irlanda y otros) con la intención de disminuir legalmente los impuestos que paga en Estados Unidos.
Siendo directos ¿Qué tiene que ver las sucursales que abre Apple en el mundo con el pago de impuestos? La respuesta directa es “bastante”, pues en el 2011 Apple pagó por concepto de impuestos 3.300 millones de dólares por cerca de 34.200 millones de dólares recaudados en beneficios, es decir, apenas pagó un 9,8% de lo obtenido.

De acuerdo a un estudio hecho por un ex economista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Martin A. Sullivan, Apple se ahorró con la estrategia practicada unos 2.400 millones de dólares en impuestos ¿Nada mal eh?

Para esclarecer aún más el panorama que adorna a la estrategia económica de Apple podemos poner como ejemplo a la cadena internacional Walmart, la que en 2011 pagó 5.900 millones de dólares en impuestos tras haber recibido beneficios por 24.400 millones de dólares. En este último caso, Walmart ha tenido que pagar un 24% en impuestos – según dicta la tasa para firmas tecnológicas – mientras Apple pagó menos del 10% ganando mucho más.

Desde la perspectiva legal, Apple está usando sus filiales en el resto del mundo para decir a Estados Unidos “Hey, el 70% de mis beneficios proviene de países donde la tasa impositiva es menor a la vigente en Estados Unidos”. Para argumentar dicha posición, Apple prefiere dejar la mano de obra en el extranjero, montaje y fabricación en sentido estricto, mientras que usa a Estados Unidos como gran escaparate y aprovecha dicha plataforma para lo que es el diseño y venta de productos.

Respuesta de Apple, todo tiene una explicación

Como era de esperarse, Apple salió a dar una explicación al diario New York Times que fue quien hizo la investigación, y aunque no es del todo satisfactoria hay argumentos que le permiten cubrir bien los puntos ciegos de su estrategia.

Apple contestó en una de sus partes (respuesta formal) de la siguiente forma “En la primera mitad del año fiscal 2012, nuestras operaciones en Estados Unidos han generado casi 5 mil millones de dólares en impuestos, por lo que estamos entre los mayores contribuyentes de Estados Unidos…”.

Más adelante en su explicación Apple dice que está presente en la mayoría de las causas caritativas importantes, aunque nunca haciendo publicidad de ello, y continúan argumentando que siempre Apple ha cumplido con su cometido con el mayor estándar ético y completando a cabalidad todas las leyes aplicables y contables habidas y por haber.

De esta forma la moraleja es “hazte asesorar bien para pagar lo justo”, la pregunta es ¿Quién determina lo justo? Para muchos lo justo es la tasa impositiva del país donde más recaudación obtienen, para otros será lo justo el valor que surja luego de aprovechar todas las franquicias que la propia ley les otorga… de cualquier forma, los asesores de Apple han hecho bien su tarea y pagan un 9,8% versus el resto que paga un 24%.